Nacional

Trivelli advierte

*** Embajador de EU habla de “lista negra” al inaugurar seminario sobre técnicas de investigación de crímenes financieros *** Señala la necesidad de crear una Unidad de Inteligencia que ya tienen casi todos los países de América Latina *** Superintendente reconoce el grave peligro de no contar con esa unidad, sin la cual somos vulnerables a descalificaciones de inversión y sospechosos en toda transacción

Eloisa Ibarra

El embajador de Estados en Managua, Paul Trivelli, advirtió ayer que Nicaragua puede formar parte de una “lista negra” de países en materia de lavado de dinero, si no crea una unidad de inteligencia financiera existente en los demás países de Centroamérica.
Trivelli hizo la advertencia en el discurso inaugural de un seminario sobre técnicas de investigación de crímenes financieros, en el que destacó que Nicaragua es de los pocos países en América Latina que no cuenta con esa unidad.
“Es esencial que Nicaragua no se vuelva el eslabón más débil por el cual se rompa la cadena de inteligencia y análisis financiero en el continente americano, sería visto como de alto riesgo” en lavado de dinero y financiación al crimen organizado, señaló Trivelli en su discurso.
Huirán inversionistas, dice
“Si el sistema financiero de Nicaragua es visto como vulnerable, banqueros e inversionistas legítimos no estarán dispuestos a venir a Nicaragua, y van a cuestionar cualquier transacción financiera que se origine en Nicaragua”, afirmó.
Señaló que mientras otros países han venido creando esas unidades, a través de reformas a su legislación, “Nicaragua ha permanecido estática”, aunque reconoció que existe un proyecto de ley para crear esa unidad, respondiendo a las necesidades planteadas en el tema.
Indicó que la falta de creación de la unidad puede dificultar a los nicaragüenses el hacer transacciones bancarias en el exterior, y subiría el costo de operaciones a los usuarios del país; mientras que el contar con ella permitiría el acceso a información en el extranjero y a tener mejor control de transacciones sospechosas.
“Por ello es indispensable crear una unidad centralizada, autónoma” y con presupuesto, indicó, tras informar que Estados Unidos coopera con Nicaragua para la creación de la unidad, sin establecer ningún tipo de condicionamiento para ello.
Superintendente reconoce
El superintendente de Bancos de Nicaragua, Víctor Urcuyo, reconoció que la ausencia de la unidad constituye una debilidad para el país, que se espera sea evaluado nuevamente en 2008 por el Grupo de Acción Financiera, que podría incluirlo en la lista de países no cooperantes.
Indicó que a nivel interno se han hecho esfuerzos por evitar el lavado de dinero y crímenes financieros, y muestra de ello es que en cinco años han presentado 386 reportes de operaciones inusuales y/o sospechosas.
El presidente del Grupo de Acción Financiera del Caribe, William Zapata, explicó que si un país no cuenta con una unidad de inteligencia financiera puede ser “tipificado como de alto riesgo” en asuntos de lavado de dinero, lo cual implica un aumento en el costo de las operaciones a ese país, incremento en tasas de interés bancarias a los usuarios, y revisiones rígidas de las exportaciones.
Las Unidades de Inteligencia Financiera son instituciones receptoras de informes de actividades financieras sospechosas, y cuentan con analistas especializados que se dedican a tiempo completo a las funciones de la organización, con el fin de apoyar las investigaciones de casos de posible lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.
En Nicaragua, la unidad podría diseminar y compartir la información adquirida con la Policía Nacional, la Fiscalía y la Procuraduría General de la República, para avanzar investigaciones de presuntos delitos financieros en Nicaragua y en el exterior.
El seminario, de cinco días de duración, es dictado por expertos del Departamento del Tesoro de EU, y dirigido a miembros de la Policía Nacional, Procuraduría General de la República, Ministerio Público y Sistema Financiero Nicaragüense, entre otros.