Nacional

Llega avión español con ayuda humanitaria

El avión de la compañía española trajo consigo material médico, higiénico y sanitario aportado por la propia Gadair y por diferentes ONG e instituciones

Un avión de la compañía española Gadair aterrizó hoy en el aeropuerto internacional de Managua con 30 metros cúbicos de ayuda humanitaria para los afectados por el huracán "Félix".
El canciller Samuel Santos dio la bienvenida a la tripulación del Boeing 757 de Gadair que llegó a Managua a las 14.45 hora local (20.45 GMT), dijo una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.
El avión de la compañía española trajo consigo material médico, higiénico y sanitario aportado por la propia Gadair y por diferentes ONG e instituciones, informó la aerolínea española en un comunicado.
Material de asistencia médica
El cargamento está compuesto por material de asistencia médica, higiénica y sanitaria, así como alimentos y otros materiales de primera necesidad aportados por la propia Gadair, Cruz Roja Española, Bomberos Unidos Sin Fronteras, ONG Apotecaris Solidaris y la Unidad de Emergencias y Catástrofes de Vigo, detalló.
La aerolínea explicó que el presidente de Gadair, Santiago Sánchez Marín, puso a disposición del Gobierno de Nicaragua el Boeing 757 con el que cuenta la compañía para transportar ayuda humanitaria, tras un encuentro con el presidente de la República, Daniel Ortega, el pasado 13 de septiembre.
"Sánchez Marín se comprometió a ocuparse de la cobertura de suministro a las zonas de más difícil acceso, muchas de ellas aisladas por las inundaciones o amenazada por posibles deslizamientos de tierra, cuya situación las aleja de la asistencia inmediata que pueda cubrir el abastecimiento de las organizaciones dedicadas", precisó la compañía en la misiva.
El Boeing 757 partió ayer del aeropuerto de Barajas hacia al aeropuerto internacional "Augusto C. Sandino", de Managua.
El huracán "Félix", que entró con categoría 5, la máxima de la escala Saffir-Simpson, a territorio nicaragüense el pasado 4 de septiembre con vientos de 260 kilómetros por hora, dejó a su paso al menos 102 muertos, 73 desaparecidos y 188 mil 726 personas afectadas. Además, más de 19 mil viviendas destruidas o semi-destruidas y daños al medio ambiente en 3,4 millones de hectáreas en bosques.