Nacional

Hambre amenaza a indígenas mayangnas

* Representante de la etnia toca campanazos de alerta en Managua * Cultivos perdidos, ríos contaminados y muerte a la vuelta de la esquina * Sinapred promete enviar 20 toneladas de alimentos a zona afectada

María Haydée Brenes

Vía Adilia Lino Macario, de la comunidad de Musawás, ubicada a 35 kilómetros del municipio de Bonanza, viajó a Managua con un solo fin: alertar a las autoridades a cargo de llevar ayuda a los afectados por el huracán “Félix”, sobre el hambre que padecen las 16 comunidades del territorio Mayangna Sauni As, ubicado dentro de la Reserva de Biosfera Bosawás.
Según el relato de Vía Adilia, desde que el huracán “Félix” pasó y destruyó la vida de los hermanos habitantes de Bilwi, los Cayos Miskitos y demás territorios, ellos comenzaron a sufrir su propio desastre, pues los ríos se crecieron debido a las lluvias, e inundaron los pocos cultivos de arroz que poseían, anegando los sembradíos de yuca, y doblegando las cepas de plátanos y bananos.
“Estamos sobreviviendo con los plátanos que encontramos en el suelo, con las frutas que arrastra la corriente y con la yuca que aún la lluvia no ha podrido, pero no podemos continuar así, pues el alimento cada vez es más escaso”, relató a EL NUEVO DIARIO.

Somos un rincón de Nicaragua
También Vía Adilia manifestó que pese a ser un rincón de Nicaragua, las comunidades indígenas requieren de atención especial en este momento, porque se verán enfrentadas a una de las peores hambrunas que su pueblo ha conocido.
“No tendremos alimentos en mucho tiempo porque lo hemos perdido todo. No tenemos cómo contrarrestar el hambre, y por eso queremos hacer un llamado a las instituciones para que promuevan proyectos y poder salir adelante. No pedimos nada regalado, sino apoyo, porque lo que más nos preocupa es no tener alimentos. Tradicionalmente nosotros siempre obtenemos la comida con la agricultura y jamás esperamos vernos en esta situación”, dijo la señora.

Agua, por favor.
Durante su visita al Sistema Nacional de Atención, Prevención y mitigación de Desastres (Sinapred), le fue confirmado que se enviaría al territorio 20 toneladas de alimentos, y por medio del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, se le contacta con otras instituciones a fin de solucionar uno de los problemas más sentidos hasta ahora: la falta de agua limpia.
“Antes de ‘Félix’ nosotros bebíamos agua de los ríos, pero ahora los ríos están sucios, y en algunos casos, aunque no se ve turbia el agua, los árboles que han caído dentro de los ríos han contaminado el agua, de forma que además de niños intoxicados, tenemos casos de problemas de alergias en la piel, y necesitamos que se nos dé agua, por favor”, expresó Vía Adilia.
De acuerdo con cálculos generales, en cada una de las 16 comunidades del territorio Mayangna Sauni As, habitan como promedio 250 familias que son integradas por cinco a doce miembros cada una.
El Sinapred extendió una constancia de compromiso a Vía Adilia Lino Macario, quien también es integrante del grupo de mujeres indígenas Masayag, reconocido en Bonanza por su trabajo con corteza de árboles de tuno. “Confío que los alimentos llegarán, porque me hicieron una constancia, y son papeles legales, porque no nos dejarán morir de hambre”, declaró.