Nacional

Gobierno niega negociaciones con Kamusi

El presidente de ENEL dijo que todo se debe a un “alboroto” que se formó con base a una carta que se filtró de algún lugar, posiblemente de la Contraloría General de la República

El gobierno negó hoy que haya comenzado negociaciones con "Kamusi Investment S.A.", una empresa de supuesto capital panameño, para la instalación en este país de plantas térmicas que generarán 120 megavatios.
El presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), Ernesto Martínez Tiffer, declaró que no es cierto que hayan iniciado esas negociaciones, sobre lo cual diarios de Managua han informado desde hace cinco días.
"La única preocupación de nuestro gobierno es solucionar la crisis energética. No hay contrato, no sé cuál es la alharaca. No puedo decir algo con base a supuestos", añadió Tiffer al ser abordado y preguntado sobre un supuesto contrato entre ENEL y Kamusi.
Tiffer también afirmó desconocer quiénes son los socios que están detrás de esa corporación "porque no andamos averiguando quién es quién, nosotros averiguamos cuando hacemos arreglos con alguien, pero hasta el momento no hemos hecho arreglo con nadie", dijo.
Por su parte, un diario local ha señalado que accedió a un borrador del contrato que ENEL firmaría con los representantes de Kamusi, en el que se establece la instalación en el país de plantas de 120 megavatios a base de "búnker fuel oil".
Según el diario, en la cláusula décimo cuarta del documento borrador se indica la cesión a Kamusi de los derechos establecidos en los contratos que la Generadora Central (Gecsa), parte de ENEL, tiene con la española Unión Fenosa.
Esto implica traspasar a un generador privado el manejo de los contratos de compra-venta de energía que tiene el Estado con la distribuidora eléctrica española, señala la fuente.
Un alboroto
Según Tiffer "todo se debe a un alboroto que se formó por una carta que se filtró de algún lugar, posiblemente de la Contraloría General de la República (Fiscalía de Cuentas), pero no hay nada que aclarar, porque no existe lo que están diciendo que hay".
Diarios de Managua han criticado las supuestas negociaciones con una empresa que nadie conoce y sin que haya habido licitación, a pesar de que el consorcio estadounidense Vulcan Energy and Vulcan Power ganó el 15 de febrero pasado una licitación para instalar 75 megavatios.
Según la fuente, esta empresa norteamericana ofertó potencia fija de 13 dólares el kilovatio-mes, por debajo del promedio que se ofrece en el sector que oscila entre 17 y 20 dólares.
Los medios locales han señalado que no se sabe quienes son los socios de Kamusi, creada en Panamá a finales de mayo pasado, y que ofertó precio de potencia fija a 36 dólares el kilovatio-mes.
Kamusi sin aclarar
El representante de Kamusi, el abogado panameño Carlos Carrillo, con oficinas en Panamá, por su lado, sigue sin emitir un comunicado aclaratorio que prometió, según la fuente.
Por otra parte, el presidente de ENEL dijo que el programa de racionamiento de energía eléctrica, que comenzó en julio pasado, de cuatro y hasta ocho horas diarias, se mantendrá hasta mediados de noviembre próximo.
Informó de que el rotor de la planta geotérmica Momotombo ya vino reparado, pero que todavía no se sabe cuándo esta unidad entrará en funcionamiento.
Anotó que será hasta los primeros meses del próximo año que la situación mejorará sustancialmente con la instalación de plantas de 60 megavatios.
Nicaragua afronta una crisis energética desde hace casi tres años por problemas de frecuentes averías de plantas obsoletas, dificultades financieras en el sector, el asunto de la subida de los precios del petróleo y la falta de lluvias para que el Lago de Apanás, donde están las principales plantas hidroeléctricas del país, recupere su nivel histórico.