Nacional

ALBA apoya gestión de Chávez con Bogotá y FARC

También hicieron un llamamiento a la comunidad internacional para redoblar la ayuda a los damnificados y reconstruir las infraestructuras dañadas por el ciclón "Félix" en Nicaragua

El II Consejo de Ministros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) terminó hoy en La Habana con un reconocimiento a la gestión del presidente venezolano, Hugo Chávez, para buscar un acuerdo humanitario entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.
Tal reconocimiento aparece en una declaración específica aprobada por ministros de Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela, a propósito de la decisión de Chávez de gestionar la liberación de 45 personas secuestradas por las FARC en Colombia, entre ellas la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, y la excarcelación de 500 rebeldes.
Ayuda para damnificados en Nicaragua
Los ministros del ALBA también expresaron su apoyo al proceso constituyente que impulsa el mandatario boliviano, Evo Morales, e hicieron un llamamiento a la comunidad internacional para redoblar la ayuda a los damnificados y reconstruir las infraestructuras dañadas por el ciclón "Félix" en Nicaragua, según fuentes oficiales.
Asimismo, los representantes de Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela, países miembros del ALBA, acordaron hoy que la VI Cumbre de Presidentes se realice el 20 de diciembre en Managua y expresaron el propósito de sus gobiernos de concluir el trabajo preparatorio del Banco del organismo antes de fin de año.
El canciller de Cuba, Felipe Pérez Roque, tildó de "útil y productiva" la reunión, en la que se estableció, además, la constitución de una "Coordinadora Permanente" del mecanismo de integración, con sede en Caracas.
"Se puede afirmar que el ALBA da sus primeros pasos y que podemos vislumbrar un camino largo pero estimulante, apasionante, y estoy seguro que de éxito para el futuro de nuestros pueblos", dijo, por su parte, el vicepresidente cubano, Carlos Lage, al cerrar la reunión, que comenzó este jueves.
Integración “diferente”
Lage reivindicó el ALBA como "algo diferente" al resto de procesos de integración de la región, en presencia de los cancilleres de Venezuela, Nicolás Maduro, y Bolivia, David Choquehuanca, y el ministro del Fondo de Inversión Social de Nicaragua, Nelson Artola.
Al repasar los principales acuerdos de la reunión, Pérez Roque destacó la "amplia" discusión y los "avances importantes" en el proceso de creación del Banco del ALBA, cuya puesta en marcha fue aprobada por los miembros el pasado 6 de junio con el fin de financiar futuras empresas trasnacionales.
"Existen las condiciones para trabajar de aquí a fines de año en dar un fuerte impulso y prácticamente concluir los trabajos preparatorios, que lógicamente tienen una complejidad técnica y requieren un arduo esfuerzo todavía, para concluir esta importante decisión", dijo el jefe de la diplomacia cubana.
Institucionalización del ALBA
Pérez Roque destacó el "fuerte impulso al proceso de institucionalización" del ALBA que significa la "Coordinadora Permanente". Esta secretaría del ALBA estará compuesta por un coordinador permanente por cada uno de los países miembros, que ejercerán la presidencia de manera rotatoria por periodos de dos años.
Las delegaciones también examinaron en La Habana los 39 proyectos "gran-nacionales" aprobados e identificaron 18 de ellos como prioritarios. Asimismo, aprobaron la creación, entre otros, de una empresa "gran-nacional" comercializadora y distribuidora de productos farmacéuticos, del Instituto "gran-nacional" del Ambiente, un centro de vigilancia epidemiológica y la Universidad del ALBA.

Los representantes de los cuatro países también decidieron dar prioridad al Banco del ALBA y a las empresas gran nacionales y proyectos existentes en energía eléctrica, petróleo y gas; telecomunicaciones; comunicaciones; producción agroalimentaria; importaciones y exportaciones, y cemento y derivados.
"A tres años de haberse firmado la declaración conjunta entre los presidentes Hugo Chávez y Fidel Castro (Cuba), que dio origen al surgimiento del ALBA, y a apenas cuatro meses de la celebración de la cumbre de Barquisimeto (Venezuela), constatamos que el trabajo del ALBA avanza con ímpetu y fuerza renovada", señaló Pérez Roque.
Por su parte, el canciller de Venezuela destacó que "cada uno de los proyectos que se han evaluado en estos meses (...) va a la vida concreta de nuestros pueblos" y ha permitido definir "un mapa muy claro" para construir un territorio común para el desarrollo. Maduro dijo que el ALBA va a lograr que 2007 culmine como un año "de avance, de victoria y consolidación".