Nacional

Cabezas aboga por pacientes terminales


Tania Sirias

“El padecer una enfermedad terminal no implica que perdemos nuestros derechos humanos, por el contrario, es cuando más apoyo se debe brindar al paciente y a su familia”, expresó el procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas. Es por ello que el funcionario demandó que el Estado brinde servicios de cuidados paliativos en las unidades de salud del país.
Cabezas indicó que en nuestro país sólo hay dos especialistas en medicina paliativa: uno en el Centro Nacional de Radiología y otro galeno que trabaja en un hospital privado. Los cuidados de servicios paliativos consisten en preparar sicológicamente al paciente y a su familia para aceptar la pérdida, indicó el funcionario.
El procurador comentó que la medicina paliativa puede ser utilizada en los hospitales materno-infantiles, especialmente en las salas de oncología, cuidados intensivos, y en otras áreas donde los pacientes están en estado crítico. Afirmó que en la mayoría de los hospitales las personas desahuciadas son tratadas como objetos, pues son desechadas, sin tomar en cuenta su estado de ánimo.

Sensibilizar al personal médico
“Les dicen a los familiares que su pariente tiene una enfermedad incurable, que se vaya a morir a la casa tranquilo, mientras el resto de la familia sufre el dolor de la pérdida. No los preparan para el bien morir, negándoles ese derecho humano”, expresó el funcionario.
Además, solicitó a la ministra de Salud, Maritza Cuan, “sensibilizar al personal médico, ya que el hecho de estar desahuciado no significa que uno pierde sus derechos humanos”, reiteró Cabezas.
El Procurador de los Derechos Humanos dijo que también se reunirán con representantes de ONG que trabajan en el área de la salud, el Minsa y el Instituto de Seguridad Social, para establecer un protocolo de atención a las personas que tienen enfermedades incurables.