Nacional

Consejo de ancianos pregunta: ¿Quién pagará el Talya Mana?


Fermín López

PUERTO CABEZAS, RAAN

El Consejo de Ancianos de la Moskitia, a través de su máximo líder, el anciano mayor Ottis Lam, responsabilizó de forma directa al Estado de Nicaragua por las muertes y desapariciones de personas provocadas por el huracán Félix a su paso por la Región Autónoma del Atlántico Norte.
Los ancianos, por medio de una carta remitida al Presidente de la República, Daniel Ortega, y al jefe del Ejército, Omar Halleslevens, solicitan que se abra un proceso investigativo para ver quiénes fueron las personas que estuvieron encargadas de la vigilancia del fenómeno del que no se estuvo informando inmediatamente y con veracidad; además que no se actuó con la fuerza que se debió haber hecho, en el caso específico de los indígenas que perecieron en los Cayos Miskitos.
Según el anciano mayor, la Fuerza Naval prácticamente abandonó a las personas en los Cayos, porque bien pudieron haber metido embarcaciones grandes para sacar a la gente, y, segundo, que mintieron al decir que en los Cayos habían quedado solamente 40 personas que rehusaron salir de dicho lugar.
“En caso de que así fuera, la pregunta es: ¿dónde está la autoridad que debe ejercer la Fuerza Naval en situaciones extremas, o acaso sólo se emplea para capturar droga y dólares en alta mar y no para salvar vidas?”, cuestionaron en su documento.
Los ancianos dijeron que el Estado deberá pagar por el “Talya Mana”, indemnizar por las muertes de las personas que perecieron dejando hijos, y familias enteras que nadie sabe quién va a mantener.
Agregaron que otro aspecto que contribuyó a que se dieran más muertes fue el hecho de que la búsqueda de sobrevivientes inició hasta dos días después de que el huracán había pasado.
Por su parte, la alcaldesa de la cuidad, Elizabeth Enríquez, dijo que ellos solicitaron a la Fuerza Naval salir a buscar sobrevivientes inmediatamente después del huracán, pero que éstos se negaron, y fue por eso que ella tildó al jefe de la Fuerza Naval, capitán de Corbeta Julio César Zapata, de racista, porque no le importaban los miskitos que estaban muriendo, porque él es mestizo, señaló.
También la población en las diferentes comunidades desconocía lo que es una alerta amarilla, verde o roja, porque estos códigos de alerta no forman parte de la cultura tradicional de los pueblos indígenas.
Basados en los señalamientos anteriores, los ancianos están demandando una investigación exhaustiva, para ver quién fue el verdadero responsable, que en la cultura de los miskitos es: ¿Quién responde por el Talya Mana?