Nacional

Artesanías ecuatorianas llenas de droga


María Mercedes Urroz

Henry Marcelino Valladares, de 29 años, traía en prendas típicas ecuatorianas, un nuevo “modus operandi” de traficar con estupefacientes, es decir, una cantidad aún no determinada de droga, a la cual la prueba de campo identificó como cocaína.
El joven nicaragüense, de origen granadino, salió del país vía aérea el pasado 12 de septiembre con destino a Quito, Ecuador, y ayer retornó al país en un vuelo comercial de la línea aérea Taca, y su ruta fue Quito, Panamá, San José y Managua, adonde llegó a las once y media de la mañana.
Según la comisionada Vilma Rosa González, segunda jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, al muchacho lo delató el nerviosismo, por lo cual los agentes lo requisaron, y la técnica canina corroboró la sospecha de los agentes policiales.
“Es la primera vez que encontramos droga en prendas así --típicas-- nos llama la atención los detalles de la elaboración.
Conversando con el joven nos comunicó que lo contactaron aquí, le dieron 800 dólares para el viaje, y luego al hacer la entrega le darían 3 mil dólares. Dijo que aceptó porque desde hace cuatro meses está desempleado”, dijo la comisionada González.
Marcelino traía 20 aros, 9 ponchos, 15 gorros, 100 sombreritos y 45 bolas, y en todas había cocaína. Se presume que la droga sólo ingresó al país de tránsito y como siempre su destino final era el mercado europeo o el norteamericano.