Nacional

Paro en Mil Colores por dos salarios retrasados


Luis Alemán

Los conflictos laborales en la empresa de la zona Franca, Mil Colores, ubicada en el complejo Los Brasiles, regresaron a la orden del día cuando 500 trabajadores suspendieron sus labores para presionar a la gerencia el pago inmediato del salario de dos semanas retrasadas.
Jirón aseguró que el paro de labores, que ya cumplió las primeras 48 horas, tiene el objetivo de presionar el pago de dos semanas de salarios atrasados. El pasado 13 de septiembre, el área administrativa de la empresa abandonó las oficinas en horas del medio día, y por la tarde nadie se presentó a pagar el salario de la semana. “Se fueron para que los trabajadores no tuviéramos a quién reclamar el salario retrasado”, explicó Jirón.

Mitrab guarda silencio
Jirón explicó que ante la presión del sindicato, la Inspectoría Departamental del Ministerio del Trabajo realizó una inspección en la empresa, pero no tuvieron una mayor repuesta institucional. “Nos dijeron que esperáramos hasta que la Ministra del Trabajo diera su resolución del caso”, mientras tanto, según Jirón, los 500 trabajadores siguen sin recibir las dos semanas de salario.
Pero los trabajadores, además de demandar el pago de sus salarios, también exigieron el pago de las vacaciones. “Aquí hay trabajadores a los que les deben hasta 100 días de vacaciones y nadie responde por ello”, aseguró Jirón, quien señaló al Ministerio del Trabajo de no cumplir con su papel de garantizar los derechos de los trabajadores.

Problemas con el Seguro Social
Por otra parte, ninguno de los 500 trabajadores de la empresa Mil Colores ha recibido su comprobación del Seguro Social. “Tenemos cinco meses de no recibir la comprobación, funcionarios del INSS tienen conocimiento de ello y no hacen nada”, señaló Jirón, quien explicó debido a la falta de pago, los trabajadores no están siendo atendidos en las clínicas provisionales.

Razón social
Los trabajadores de la empresa están demandando la intervención del Ministerio del Trabajo y la dirección de la Corporación de la Zona Franca, para que definan el tema de la razón social de la fábrica. Según Jirón, la empresa se llamaba Chaprih, pero esa razón social se venció en agosto y no fue renovada, sin embargo, la empresa está operando con la licencia mercantil de la empresa Mil Colores, una fábrica que fue cerrada hace años y que operaba en el complejo de Las Mercedes.