Nacional

Multan a norteamericana


Lizbeth García

Después de un largo proceso judicial, el juez Suplente Sexto Local Penal de Managua, Francisco Argüello, condenó a la activista norteamericana Caroline Ellen Nagy, al pago de una multa de 20 mil córdobas por la autoría del delito de injurias en perjuicio del nicaragüense José Esteban McEvans Callejas.
La extranjera fue querellada por injurias junto a Martín Vicente Padilla García, quien resultó culpable. En septiembre de 2006 escribió para la revista “Envío” un artículo titulado: “La odisea de un campesino navegando en los mares del poder”, en el que narra los juicios que el campesino, ex desmovilizado del Ejército, ha enfrentado en defensa de cinco manzanas de tierra.
La querella presentada por la abogada Orietta Benavides refiere que Nagy incurrió en delito al abordar en su reportaje de manera falsa y malintencionada los problemas de propiedad que su representado, José McEvans Callejas, tiene con el querellante Martín Vicente Padilla García, lo que a los ojos del juez quedó probado.
“Soy inocente, sólo fui a ver un juicio en marzo de 2006, y después escribí la historia. Hice mi investigación y escribí en base a ello y con veracidad, entrevistando a activistas de derechos humanos y a diversas personas involucradas en el caso”, dijo Caroline a END en mayo de este año, cuando la citaron para responder a la querella.
Aunque en el juicio por injurias no se ventiló nada relativo a la propiedad en disputa, hay que decir que el querellante tiene a su favor una sentencia del Juzgado Segundo Civil de Distrito de Matagalpa.
Padilla, por su parte, también alega tener una sentencia de restitución a su favor porque él compró la propiedad, ubicada en Yasica Sur, en el municipio de San Ramón, Matagalpa, en 1991 a Wilfredo Blandón, quien la había adquirido por medio de la empresa agropecuaria “Juan de Dios Muñoz”.