Nacional

Kamusi está en pie

* Mientras en Nicaragua el asunto sigue como secreto de Estado, en el país canalero ya hasta apareció la sombra de Ernesto “El Toro” Balladares * Bufete que creó la empresa para negociar energía con Nicaragua es el mismo que ha representado todas las acusaciones en que se ha visto envuelto el ex presidente panameño * Aparecen consejeros misteriosos, hasta un colombiano, pero el representante de Kamusi se abstuvo de dar nombres sobre los socios comerciales de la empresa

Oliver Bodan

Después de varias semanas de misterioso silencio, por fin dio la cara un representante de la empresa panameña Kamusi Investment S.A., y reveló que hasta ayer se mantenía la oferta de 120 megawatts de energía al gobierno sandinista, pero no aclaró detalles de la oscura negociación, de quiénes están detrás de la compañía, de su experiencia en el ramo y de las garantías legales del acuerdo.
El abogado Carlos Eugenio Carrillo Gomila, quien se identificó como representante de dicha empresa, dijo por el hilo telefónico a END que la negociación con las actuales autoridades no se han detenido. “Hasta ahora no me han dicho que ya no va el proyecto”, señaló.
El gobierno solicitó a la Contraloría contratar sin licitar a Kamusi para adquirir plantas energéticas que serían manejadas por la estatal Generadora Eléctrica Central S.A. (Gecsa) a través de un contrato con el gobierno por siete años. Todo para suministrar 120 megawatts.
Carrillo Gomila informó que existen “acuerdos de entendimiento” entre el gobierno y Kamusi, pero “todavía no se han comenzado a ejecutar producto de que faltan unas tramitaciones que yo personalmente no estoy llevando a cabo”, sino “otro grupo de personas relacionadas con la empresa, que están llevando la parte ejecutiva”, a las cuales no identificó.
El abogado panameño dijo que ha visitado Nicaragua para negociar un contrato de asociación con Gecsa, avalado por la Procuraduría, pero no identificó a los funcionarios con quienes se ha reunido. También mostró un estricto hermetismo cuando le preguntamos sobre los socios de la compañía.
¿Quiénes son los socios de Kamusi?
Es capital panameño, pero la empresa va a dar un comunicado en los próximos días.
¿No puede hablar de los socios?
Es una empresa de capital panameño que va a invertir en Nicaragua, o tiene la intención de invertir en Nicaragua, previo al cumplimiento de todas las formalidades legales.
Pero es una empresa nueva.
Es una empresa nueva, pero que pertenece a un holding de empresas que son las que le pueden dar el aval. Pero en los próximos días, la empresa va a sentar su posición sobre la inversión en Nicaragua.
¿Kamusi tiene capacidad económica para responder a un proyecto de esta naturaleza?
Te lo explico: si no tuviera la capacidad… Kamusi estaba aportando o está ofreciendo aportar las cosas. Esto no es a costo ni en beneficio de nadie… Nadie va a ofrecer hacer un convenio de esta naturaleza si no tuviera la capacidad.
¿Usted puede hablar de la experiencia de la cual forma parte Kamusi?
No estoy autorizado en este momento, porque la información comercial se está manejando para los efectos de dar los anuncios correspondientes una vez que se tengan los proyectos.
El representante de Kamusi recalcó que existen “intenciones de ofertas” a la Administración sandinista, por medio de “documentos formales de la empresa”, los cuales están “comprometiendo a la empresa”.
¿Usted firmó un contrato de asociación en representación de Kamusi aquí en Managua?
Teníamos la intención, correcto, y se estaban haciendo las negociaciones con el gobierno de Nicaragua para poder hacer una inversión en la República de Nicaragua. Estamos a la espera de unas tramitaciones que está haciendo el equipo ejecutivo de la empresa, y en virtud de las publicaciones de los últimos días, la empresa va a emitir un comunicado en los próximos días.
¿Es normal que se inscriba Kamusi en el registro panameño el 25 de mayo, pero no presentaron las fortalezas técnicas en Nicaragua?
Toda esa parte técnica, se está trabajando una vez que se estaba haciendo la negociación correspondiente con el gobierno de Nicaragua, y estamos a la espera, de que la empresa nos de instrucciones en los próximos días para hacer público un comunicado.
Precisamente ha llamado la atención aquí en Nicaragua que no se ha informado nada de la empresa.
En los próximos días vamos a hacer un comunicado.
¿De cuánto estamos hablando en este proyecto?
No tengo la información.
El abogado aseguró que Kamusi fue constituida de acuerdo con la ley panameña, y sus estados financieros, así como las garantías “o el cumplimiento y ejecución del contrato, vienen derivados de garantías directas”, las cuales se formalizarán una vez que se cumplan con todos los requisitos correspondientes.
¿Es normal que el señor Gabriel Domínguez, quien figura como presidente de Kamusi, en realidad sería el contador de la firma de abogados Infante & Pérez Almillano?
¿Si es normal? Bueno, vuelvo y te repito. Kamusi está proyectando una inversión de una cuantía muy alta en Nicaragua. La transacción que se está haciendo va avalada por una cantidad de términos que se nos han impuesto y que hay que cumplir.
¿Quiénes detrás de Kamusi?
La firma de abogados Infante & Pérez Almillano, que inscribió a la empresa panameña Kamusi en calidad de “agente residente” en el Registro Publico de Panamá el 25 de mayo pasado, fue la misma que representó al ex presidente de Panamá Ernesto Pérez Balladares en un sonado caso de corrupción en 2003.
La Contraloría de Panamá solicitó a finales de ese año abrir un proceso penal por una supuesta lesión patrimonial en una concesión otorgada a la empresa Ports Engineering & Consultants Corp. (PECC) durante el gobierno de “El Toro” Balladares, quien apareció como beneficiario y accionista de esa compañía.
El entonces contralor Alvin Weeden Gamboa ordenó cautelar los bienes del ex mandatario por un monto de 6.7 millones de dólares; luego la Corte Suprema de Panamá ordenó lo contrario, pero la Contraloría no lo hizo.
Entonces, Infante & Pérez Almillano se ocupó de presentar en nombre de “El Toro” un amparo de garantías constitucionales para revertir la millonaria cautela, confirmó por la vía telefónica el propio ex contralor Weeden Gamboa, quien denunció el caso.
¿Esta firma fue la que representó al señor Pérez Balladares?
Sí. En todo lo ha representado. Inclusive en acusarme de todo. Pérez Balladares me puso una demanda de 5 millones de dólares, una demanda que ahora está en los juzgados. Me ha hecho 17 mil acusaciones, cada una más falsa que la otra.
¿Es decir que en Panamá se conoce que ésta es la firma del ex presidente?
Sí. Así se le conoce. Es su mayor mérito.
Ahora este mismo despacho legal inscribió a Kamusi Investment S.A. en el Registro Público de la República de Panamá el pasado 25 de mayo de 2007, en el tomo 2007, asiento 88425. El capital social de la empresa inscrito fue de 10 mil dólares americanos, divididos en 100 acciones de un valor nominal de cien dólares cada una.
Como presidente de la compañía se identifica a Gabriel Domínguez. El cargo de tesorero lo tiene Priscilla Labrador, y Ramón Morales aparece como secretario.
Ayer intentamos comunicarnos vía telefónica con Héctor Ernesto Infante Bonilla y con Carlos Pérez Almillano, socios-fundadores de Infante & Pérez Almillano, en su despacho en Panamá. Sin embargo, la secretaria que nos atendió dijo que el primero se encontraba en una reunión, y que el segundo estaba fuera de la oficina.
Cuando le preguntamos por Gabriel Domínguez, Priscila Labrador y Ramón Morales, quienes figuran como presidente, tesorero y secretario de Kamusi Investments S.A., respectivamente, nos dijo que “tampoco” se encontraban. Pero de inmediato preguntó: “¿Y quién le ha dicho que ellos trabajan aquí?”
Otras fuentes panameñas informaron que dicho bufete “casi siempre ha estado vinculado a casos donde hay factores de influencia y demás”. Weeden informó que un yerno del ex presidente panameño labora en dicho bufete.
Otras informaciones
Fuentes empresariales panameñas informaron a Confidencial y a END que --además del vínculo con Pérez Balladares-- supuestamente detrás de Kamusi está el empresario colombiano Hugo Ramírez, cuya empresa Can-American, estaría en el negocio.
A Ramírez se le identifica como el verdadero ejecutor desde Panamá. Además, se conoció que quien conectó a Ramírez con personeros del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua es Rómulo Abad, secretario del ex presidente Pérez Balladares. Se supone, por lo tanto, que el arreglo se habría realizado con pleno conocimiento del mandatario nicaragüense.
EL NUEVO DIARIO confirmó ayer que Carlos Eugenio Carrillo Gomila, el propio representante de Kamusi con quien conversamos por teléfono, fue también abogado de Ports Engineering & Consultants Corp. (PECC), la empresa del escándalo de corrupción que involucró al ex presidente Pérez Balladares.
“Ése es el abogado de PECC. Sigue siendo. Hasta en días pasados estaba haciendo todo tipo de declaraciones defendiendo a PECC. Que debía la Corte devolverles PECC a los dueños, incluyendo a Balladares. Está vinculado también”, corroboró a END el ex contralor Weeden Gamboa.

Se supone que quien conectó a la empresa aquí en Nicaragua es el señor Rómulo Abad.
Ah, ese es mano derecha de Balladares. Él no tiene otro oficio. Él es abogado, pero siempre ha estado vinculado a Balladares.
El propio Carrillo Gomila corroboró a este rotativo su vínculo con PECC: “Correcto. Yo tengo muchos casos. Hemos representado a muchas empresas en relación con concesiones, licitaciones, en casos criminales, penales, civiles. Nuestras oficinas se dedican a una serie de parámetros, tenemos más de 17 años”.
Luego le preguntamos sobre el resto de informaciones, pero Carrillo Gomila no negó ni confirmó las mismas.
Se informa también es que detrás de Kamusi está un empresario colombiano de nombre Hugo Ramírez, cuya empresa, Can-American, estaría en este negocio. ¿Esto es así?
¿Del grupo de empresas propietarios de Kamusi? No, no te puedo referir nada de eso. No te puedo ninguna información.
¿Este señor Ramírez se contactó con el grupo de Nicaragua a través del señor Rómulo Abad?
No tengo esa información. Yo lo que estoy haciendo es una negociación de un contrato de conformidad con las circulaciones legales de nuestra legislación para efectos de que la empresa que va a invertir en Nicaragua es de la República de Panamá.
¿Hay algún vínculo del ex presidente panameño Ernesto Pérez Balladares con esta empresa?
No. Que yo conozca, no.
¿Y cómo esta empresa vino a Nicaragua?
Esos ya son elementos comerciales, no te los puedo referir.
Can-American es una compañía radicada en Canadá, con oficinas en Estados Unidos y Panamá, dedicada al desarrollo de estrategias de negocios, entre las que destacan estructuración financiera, planeamiento estratégico, redes internacionales y “soluciones de llavero”, según la información que la empresa presenta en su sitio en Internet, www.can-american.net.

Intentamos comunicarnos en Panamá con Hugo Ramírez G., presidente y fundador de Can-American Inc., pero nos informaron que se encontraba fuera de dicho país. Su hijo y vicepresidente de la compañía, Hugo Alejandro Ramírez, se excusó de atendernos por encontrarse en una reunión, y dijo a través de su secretaria que llamáramos hoy.