Nacional

Ruta del Agua con retraso de un año


María Haydée Brenes

Un año de retraso tendrá el Proyecto Ruta del Agua, que busca potenciar por medio de infraestructura el turismo en Río San Juan, afirmó la licenciada Ninnete Marcenaro, presidenta interina del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).
Según Marcenaro, el retraso en el proyecto, que debió iniciar este año y concluir en 2011, se da porque no fueron elaborados los estudios técnicos correspondientes para la aplicación del préstamo de 14.7 millones de dólares autorizados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
“No sabemos cómo pudo aprobarse este proyecto, cuando lo que tenían era una documentación referencial, una especie de ensayo, no los estudios que permitieran ver, por ejemplo, la calidad de terrenos que nos ayudarán a determinar si es viable la construcción de los dos aeródromos que se tienen establecidos en el proyecto, y no podíamos construir una cosa mal hecha tomando en cuenta que es un préstamo. De forma que se tiene que construir algo que dure por un buen tiempo al país. No podemos hacer disparates y dejar endeudado al gobierno”, declaró Marcenaro.
Técnicos contratados
También la titular del Intur manifestó que ya fueron contratados los técnicos que harán una revisión exhaustiva del proyecto “Ruta del Agua”, así como los estudios necesarios para iniciar el mismo en 2008.
“Estaremos realizando una gira de trabajo en la zona durante esta semana, con el objetivo de informar a la población sobre el proyecto y los beneficios que el mismo traerá a las comunidades”, dijo Marcenaro.
El proyecto Ruta del Agua beneficiará a los municipios del departamento de Río San Juan, y está siendo coejecutado con otras instancias de gobierno, como los ministerios de Gobernación y de Hacienda y Crédito Público, la Dirección General de Aduanas, la Empresa de Puertos de Nicaragua, el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil, la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales y el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, entre otros.
“Estamos haciendo todo de forma transparente, y los fondos serán ejecutados cumpliendo con los requerimientos del BID en el tiempo. Este desfase a lo que nos obligará es a trabajar más rápido, para que en 2011 todo el proyecto haya sido terminado tal como se concibió”, afirmó.
Marcenaro expresó que las micro y medianas empresas turísticas existentes en Río San Juan serán beneficiadas por el proyecto, pues el mismo incluye un crédito revolvente para ellas y su reacondicionamiento.
“Si vamos a construir infraestructura, tenemos que dar las condiciones para que los turistas lleguen, así como la capacitación para que haya un buen servicio”.

Ya están trabajando
Para obras de infraestructura se destinarán 9 millones 350 mil dólares, parte de ese dinero ya está siendo ejecutado en San Carlos y el Instituto de Aeronáutica Civil en labores de bacheo de la pista de aterrizaje en esa localidad.
Serán licitados los estudios técnicos y diseños finales para la construcción de ocho puestos fronterizos, cuatro centros turísticos, un museo para rescatar la historia de Greytown y senderos en Solentiname y Río San Juan.
En dependencia del estudio, se determinará si será internacional o local. “Se decía que uno sería internacional, pero estamos a la espera de los estudios; se reforzarán los puestos fronterizos, y como es río, puede haber al menos unos ocho o más, dijo Marcenaro.