Nacional

“Incapacidad oficial y terrorismo petrolero”

* Consumidores atrapados, señalan los defensores del consumidor, mientras el INE no da la cara * Desabastecimiento bien claro: Petronic no tiene gran capacidad para pasar de tanques a cisternas, y su transportación es lejana y lenta

Aclarar y desglosar la deuda de Esso Standard Oil, resolver el problema de escasez de combustible en las gasolineras y asumir el impacto que este conflicto está dejando en los precios de la canasta básica, es lo que ayer exigieron al gobierno los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), quienes señalaron a las autoridades del INE y a los diputados, como cómplices de ambas partes en este prefabricado “terrorismo petrolero”, que lesiona exclusivamente el bolsillo familiar.
La escasez de combustible denunciada por EL NUEVO DIARIO mañana cumple dos semanas, y aunque muchos sectores lo negaron al inicio, ahora finalmente lo reconocen, sobre todo las petroleras, sus concesionarios y los conductores; recordó Gonzalo Salgado, coordinador de la Red.
Precisó que muchas estaciones de servicio están desabastecidas de combustible. Si no es así, ¿cómo le llamo cuando busco un producto y no hay? Nos quieren ver la cara de tontos, si no, que nos expliquen los economistas cómo se llama, y sobre todo qué sucede con el precio del producto en estos casos y sus efectos colaterales”, señaló.

Consumidores atrapados
Precisó que en esta batalla entre el gobierno y la Esso, donde cada parte quiere demostrar su músculo, los consumidores están atrapados en medio, esquivando las balas desperdigadas que ya están impactando a muchos, pues están reducidas las opciones de compras de gasolina súper y regular, y eso obliga a cada conductor a gastar más combustible al buscar otra gasolinera.
“Aquí el tema es de fondo, y la aclaración mínima debe empezar por explicarle a cada nicaragüense cuánto le debe la Esso a la DGI y a la DGSA. Es una reconstrucción detallada del monto total, desglosando año por año, lo que debió pagar en un período y lo que no pagó, y especialmente, cómo se arrendó después un bien que estaba en depósito”, señaló.
El titular de la Red dijo que la población ya no sabe ni a quién creerle, “porque todos prometen que el asunto se resuelve en dos días y ya llevamos dos semanas y nada”, y calificó de un “asunto de Estado” lo que está provocando la escasez de gasolina.
“Por un lado, está provocando acaparamiento, y, por el otro, está impactando en los precios de la canasta básica, y con mayor magnitud, la producción nacional”, agregó, al indicar que las familias de más bajos ingresos son los primeros afectados.
“Han dejado que el problema dure dos semanas y esto se va a poner peor si es que nadie hace nada. El INE es el principal cómplice, porque David Castillo se esconde cuando debe actuar. Ahora debería estar denunciado todo para evitar el agiotaje, pero seguramente que sigue reunido con las petroleras”, añadió.
Varios diputados coincidieron ayer en que la escasez es artificial, y es provocada por la Esso en un intento de forzar mejores condiciones para una negociación con el gobierno.

Obsesión contra medios
El coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro, aseguró que se trata de una campaña mediática para provocar la especulación con el precio.
“Te lo sostengo de tal manera que Petronic está vendiéndole a Honduras. No es que no hay (combustible), sino que la Esso quiso presionar desabasteciendo a la competencia, pero de inmediato se les está abasteciendo, así que hay que dejar tranquilidad a la población que hay suficiente combustible para abastecer. Obviamente, el problema que tenemos es que el precio del petróleo pasó los ochenta dólares el barril y eso sí es gravísimo”, manifestó Castro.
En iguales términos se refirió el diputado liberal, Wilfredo Navarro, quien consideró que la escasez es “ficticia”, porque es consecuencia del enfrentamiento que protagoniza la compañía petrolera con el gobierno.
“Pero los ciudadanos no tienen por qué estar sujetos a ese estira y encoge que tiene la Esso con el gobierno de Daniel Ortega”, expresó Navarro, quien se pronunció porque el INE ponga manos firmes y frene el abuso que se está cometiendo contra los usuarios.
El diputado Agustín Jarquín exteriorizó su confianza en que la situación se normalizará en los próximos días, pues la Esso y el Gobierno acordaron que la trasnacional cederá sus depósitos en arriendo.
El presidente de la Comisión de Infraestructura, Eliseo Núñez, informó que ayer estaba invitado el presidente del INE, David Castillo, para que explicara el desabastecimiento de combustible, sin embargo el funcionario no compareció.
Esas declaraciones provocaron que Salgado, el coordinador de la Red, llamara “terrorismo petrolero”, pues los bolsillos de las familias ya resentían el impacto de los apagones y ahora se suma la gasolina, es decir, los dos principales insumos para encarecer los niveles de vida.

Petronic incapaz
La Red sentó su posición después que fuentes del sector petrolero informaran que esta semana se espera el punto cumbre de la escasez de combustible, y el problema se mantendrá de esta manera por el resto del año, ya que la Distribuidora Nicaragüense de Petróleos (DNP) no tiene contemplado aumentar su capacidad de transportar el producto sino hasta diciembre.
La fuente detalló que la DNP ya diseñó su plan de contingencia y ayer lo echó a andar, para llenar las pipas y transportar el producto de la manera más eficiente, pero eso incluye dejar desabastecidas varias estaciones por varios días.
Recordó que la DNP no tiene la misma capacidad de distribución que tiene Esso, y el principal problema que enfrenta es la reducida cantidad de cisternas, de bombas de llenado, las grandes distancias por recorrer, y especialmente, la gran cantidad de clientes que ahora debe atender.
Explicó que la Esso llenaba seis cisternas al mismo tiempo y la DNP sólo tiene capacidad para llenar dos. Una de las pipas llenas, incluso, la debe destinar a sus clientes propios y no a las gasolineras, entre ellos: los ministerios, instituciones y empresas del gobierno.
“Es decir, que realmente sólo puede llenar una pipa para las gasolineras, y este asunto, sumado a las grandes distancias por recorrer y los nuevos clientes que deben atender (Texaco y Shell), no les permite salir adelante”, concluyó.
De otra manera explicaron lo mismo Agustín Fuentes, asesor de Esso Standard Oil; Juan Carlos Habed, representante legal de Chevron, y Mauricio Aranda, Gerente de Shell de Nicaragua S. A.

Sin suficientes tuberías
Ellos coincidieron en señalar que el problema se debe a dos factores: el primero es que la DNP no cuenta con suficientes tuberías (rack), para descargar el combustible de los tanques a las cisternas, y el segundo es la distancia, pues las pipas deben recorrer cerca de 150 kilómetros para llegar a Managua.
“Se tardan más de siete horas en ir y venir de Managua a Corinto, y viceversa, cuando la Esso operaba con más de 100 cisternas diariamente para llevar el producto hasta la refinería”, dijeron.
Aranda detalló que Shell está usando sus propias pipas para el transporte, pero ni eso resuelve la distribución.
EL NUEVO DIARIO consultó a los directivos de la DNP (Petronic-Privada o Glencore), pero ayer se escondieron, igual que las autoridades del Ministerio de Energía y Minas (MEM) y del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).
Cabe destacar que la falta de gasolina ayer se extendió a las principales estaciones de los departamentos del país. Este lunes varias estaciones de Matagalpa sólo vendieron gasolina a clientes fijos, y eso fue denunciado por varios taxistas.
Shell El Progreso es una de ellas, pero nadie quiso explicar la situación, igual que en la estación Esso ubicada en el empalme León-Chinandega, donde los clientes hacían largas filas y se quejaban por un incremento en los precios.

(Con la colaboración de Consuelo Sandoval, Francisco Mendoza y José Luis González)