Nacional

Árboles tumbados para reconstruir viviendas

* Muchos se salvaron al meterse en reserva de Bosawás

Francisco Mendoza

Los líderes de San Andrés de Bocay y de otras comunidades, señalaron que en el momento más difícil, durante la emergencia del huracán “Félix”, sólo contaron con el apoyo del encargado de proyectos del Centro Humboldt, Félix Espinoza, quien mantenía comunicación con la capital por radio, sobre el avance del ojo del huracán, por lo que sólo se encomendaban a Dios, ya que no cuentan con estructuras que puedan resistir la embestida de un huracán.
Primitivo Centeno, representante de la organización Miskita Indian Tasbalka Kum, aseguró que pusieron en practica los COE --Centros de Operaciones de Emergencia--, lo que permitió evacuar a casi toda la población a las partes más altas y a cubrirse con lo que tenían a mano, priorizando mujeres niños y ancianos.
Ahora se enfrentan al hambre y a las enfermedades como consecuencia de las pérdidas de las cosechas y de las aguas contaminadas con animales y peces muertos, así como de los árboles que contaminan los ríos, pero esperan ayuda del gobierno para buscar cómo alimentarse y prepararse para las siembre de postrera.
Juan Pablo Pérez y Ernesto Dixon, líderes de la comunidad Mayangna, de Amak, señalaron que lo principal para enfrentar la emergencia es alimento, medicina, filtros para agua y plástico negro, entre otros implementos.
Santiago Dixon, pastor evangélico de la comunidad de Yapuwás, y Germán Cornejo, aseguraron que hay enfermedades en la comunidad y no hay medicinas, por lo que es necesario que éstas y el personal médico lleguen hasta la comunidad.
Dirigentes miskitos y mayangnas se reúnen con el Marena
Los dirigentes indígenas se reunieron con representantes de la secretaría técnica de Bosawás, que representa al Marena en la zona, para evaluar la madera caída y su aprovechamiento --ya que servirá para la construcción de viviendas-- y evitar que personas que se dedican a este negocio aprovechen la situación y sigan saqueando la reserva. Para este fin se formará una comisión a nivel nacional. Los representantes indígenas exigieron formar parte de esa comisión debido a que la reserva donde se registró el daño, es de ellos.
A pesar del desastre, la Patria es primero
Aunque ya se han dado los primeros brotes de enfermedades, los niños mayangnas y miskitos, a diferencias de los de las otras ciudades --que visten uniformes de colores vistosos y grandes bandas musicales--, también celebraron las fiestas patrias, aunque en algunos casos, sólo con dos tambores, marcharon en medio de los lodazales, con botas de hule o descalzos, pero eso no les impidió celebrar la batalla de San Jacinto y el Día de la Independencia.
Error.
Queremos aclarar a nuestros lectores que por un error involuntario, en el espacial del sábado, en la página 6, aparecen dos fotografías que no son de Bosawás, sino de otro trabajo, por lo que les pedimos nuestras más sinceras disculpas.