Nacional

Mucha incidencia de males visuales en niños escolares

* Esto disminuye el rendimiento académico * Datos sobre astigmatismo e hipermetropía

Edwin Sánchez

Los más pobres, entre los pobres. Éstos son los estudiantes de las Aldeas S.O.S. en Managua. Un examen de la vista a la población estudiantil reveló un dato que puede multiplicarse entre los estudiantes de primaria y secundaria de los centros estatales de todo el país: el 12% resultó con serios problemas visuales: miopía, astigmatismo e hipermetropía.
Determinar el grado de padecimiento y atenderlo es una prioridad, de acuerdo con el director del Colegio Rafael Pineda Blandón. Para el optometrista Juan Carlos Moreno, el fracaso escolar y la deserción pueden explicarse porque el estudiante presenta algún defecto visual nunca antes tratado, lo que le dificulta el aprendizaje.
Moreno informó a EL NUEVO DIARIO que se practicaron exámenes en el colegio de la Aldea, donde estudian mil 158 niños, de los cuales 661 son de educación primaria y 497 de educación secundaria. En Primaria, dijo, obtuvimos que la miopía afecta a 29 niñas de las 327 niñas. Esto es un 8.86 % del total de las niñas.
En cuanto a la hipermetropía (la imagen se enfoca detrás de la retina) su incidencia es bajísima. Dos niñas se encontraron, es decir, el 0.61%.
El astigmatismo es un problema en la curvatura de la córnea, que impide el enfoque claro de los objetos cercanos y lejanos. En relación a las niñas, se encontraron 23 estudiantes, que ameritan anteojos, lo que equivale a 7.03%.
De las 327 niñas, 54 salieron con los tres defectos refractivos. Esto, informó, nos da 16. 51%.
Los niños
Se atendió en Primaria a 334 niños, de los cuales 19 padecen de miopía, para un 6.76 %.
Hipermetropía, tres niños, para un 0.90 por ciento. Astigmatismo, 15 niños: 4.49%. De los 334 muchachos, con problemas visuales resultó el 12.5 %. El 87.72 % restante no apareció con problemas significativos.
De los 661 niños en educación primaria, 13.77% salieron afectados con problemas visuales.
Secundaria
En secundaria, se atendió a 497 niños; 242 niñas y 255 niños. En miopía salieron 19 niñas con problemas, para un 6.8%. De las niñas, una con hipermetropía, 0.82%. Astigmatismo, 12 niñas, para un 3.47%. Esto nos da un total de 32 niñas afectadas.
De los niños, salieron con miopía 13, que significa un 4.85%. Aquí no salió nadie con hipermetropía. Astigmatismo, 14 niños con problemas, para un 6.49 %. Subió el índice en los niños.
De los 497 niños atendidos, un 11.88% presenta problemas visuales. El especialista dijo que “si hacemos una comparación entre niñas y varones, tenemos una incidencia mayor en las niñas con problemas visuales. De 569 niñas, 48 resultaron con problemas de miopía. Hipermetropía, tres niñas. Astigmatismo, 35 niñas.
De los varones, 32 niños se les descubrió miopía, un 5.43 % de todos los atendidos. Astigmatismo, 29 niños. Esto subió en secundaria: de los mil 158, ciento cincuenta niños de primaria y secundaria aparecen con problemas visuales. Esto es un 12.96 %.
Moreno interpreta los datos obtenidos de esta manera: “Si lo relacionamos con colegios que sean públicos, podemos tener la misma tendencia o quizás igual. Si lo relacionamos con niños de los colegios privados, que sus padres los han llevado a atender, esto bajaría, aunque la tendencia sea parecida, lo único es que en los colegios públicos no están corregidos”.
¿De qué manera influye un problema visual en el rendimiento académico de los niños?
La relación de los problemas visuales de los niños con sus problemas de rendimiento académico la pudimos observar porque hay niños que han repetido el año dos veces, por problemas de aprendizaje, que no ven bien.
Una niña de nueve años, del primer grado, a la cual se le entregó un par de anteojos, presentaba astigmatismo de menos 3.75. Esto provoca cefalea, se le distorsiona la imagen para ver de lejos. Puede escuchar, pero no basta porque no ve nada, y no lo sabe expresar.
Recuadro
Buena vista es
buen rendimiento
El Director del Colegio de las Aldeas S.O.S., Rafael Pineda Blandón, celebró la iniciativa del especialista y a la casa que lo apoya, Ópticas Münkel.
“Es fundamental para que un niño tenga éxito en el rendimiento académico hacerse el examen y estar en tratamiento. No podemos afirmar que los que repiten o no aprueban sean los mismos que tengan deficiencia, sin embargo, es posible. Tal vez un estudio posterior podría comprobar eso. Pero los porcentajes de los niños con deficiencias visuales coinciden con los porcentajes de niños con fracaso escolar.
Tenemos entre los niños un 5 % que sale del colegio y un 7% que reprueba el año. Esto suma un 12% de niños que fracasan escolarmente. Hay una coincidencia con los que salieron con defecto visual, que fue un 12%.
En caso de los alumnos mayores, el fracaso o la deserción es un poco menos, pues hay una mayor inversión de los padres que le están ayudando y son vigilantes.
Pero como decía el experto, la deficiencia existe, y ellos están en desventaja en relación con los demás niños que ven bien.
¿Qué hará la Aldea SOS?
La empresa nos da precios especiales y hacemos una labor de convencimiento, pidiéndole un poco de sacrificio a los padres y alertándolos de que esto es un motivo de fracaso escolar e incitándole que en conjunto corrijamos esas deficiencias que tienen los niños.
¿Los docentes tendrán sensibilidad sobre estos casos?
En el año 2005 hicimos un diagnóstico en toda Batahola Sur, y encontramos que un 12% de casas estaban sin alumbrado eléctrico, por eso vimos que hay niños que salen al poste de luz público para poder estudiar y hacer sus deberes.
También hacemos conciencia con los padres para que el niño deje de ver mucha televisión o jugar nintendo, que es la enfermedad actual, pues luego de una sesión de esto, va dormido a tomar los libros y, por lo tanto, va al fracaso.
Los maestros en las Aldeas, desde inicios de año, hacen algunas pruebas. El niño que no entiende, que no ve, tiene un comportamiento diferente, que es otro signo de fracaso escolar.
¿Esto de practicar exámenes sería una especie de modelo para atender esta causa que podría incidir en el bajo rendimiento?
En la escuela nuestra, para una población de escasos recursos, tiene que alertarnos este tipo de información. El Ministerio de Educación también debe estar alerta para tomar medidas de prevención y atención.
Todavía creemos que en materia de salud sólo se toma como enfermedad lo que normalmente se padece, pero no se toma en cuenta esta enfermedad por no ser apreciable a simple vista.
Campanada de alerta
Hay una importante inversión del Estado en los colegios públicos, por lo tanto, el Mined y el Minsa deben compaginarse para atender este problema.
Deben considerarse estas estadísticas como una campanada para la atención integral del niño, pues el fracaso de escolares en el país es enorme y la deserción también en las escuelas estatales.
Todas las empresas y ONG que tienen la misión de atender a ciertos sectores de la sociedad, aunque es bueno ese trabajo, sería una excelente labor si llegaran a las unidades escolares, y evitaríamos que se pierda la inversión en los estudiantes.
En las Aldeas, el 10 % de los alumnos está bajo la tutela S.O.S. El resto procede de comunidades aledañas. Como dijo el director: “Son los más pobres dentro de los pobres”.