Nacional

Ayuda para damnificados por “Félix” espera ser trasladada

* Ojalá el hambre, la falta de agua potable y de frazadas tuvieran esa misma “paciencia”

Heberto Rodríguez

Siete toneladas de ropa se encuentran en las bodegas del Benemérito Cuerpo de Bomberos, a la espera de que los organizadores del Telehablatón lleguen a retirarlas, para posteriormente ser llevadas a los afectados por el huracán “Félix”, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).
“Más o menos es un camión, ya ellos están entendidos, pero tal vez por el 14 y 15 de septiembre no han venido. Y tenemos una donación que hicimos nosotros que es de clavos de acero, piochas, palas, tomacorrientes, que pueden servir para la reconstrucción”, dijo el comandante Ricardo Selva Pérez
Esta ayuda fue recibida por la Cruz Roja y el Benemérito Cuerpo de Bomberos el día del Telehablatón, evento realizado por el Consejo Superior la Empresa Privada (Cosep) y diferentes organizaciones de la sociedad civil.
EL NUEVO DIARIO ha intentado en varias ocasiones localizar al presidente del Cosep, José Adán Aguerri, pero su celular sólo responde su buzón de voz.
Por su parte, el enlace de la Coordinadora Civil, Mario Quintana, expresó que el informe de toda la ayuda recolectada el día del Telehablatón, inclusive el dinero, será presentado este lunes.
Quintana también manifestó que Aguerri se encargaría de establecer las coordinaciones con el Sinapred y el Ejército para el traslado de la ayuda a los afectados por el huracán, la cual comenzaría a ser efectiva a partir del martes.
El comandante Ricardo Selva Pérez anunció ayer que el Benemérito Cuerpo de Bombero además instalará una potabilizadora de agua de diez mil litros en conjunto con los Bomberos Unidos Sin Frontera, de España.
“Vamos a montar 12 bombas para succionar los pozos, limpiarlos, al igual que los sumideros. La próxima semana llegan las bombas de España”, aseguró.
Ayer, esta institución celebró el 71 aniversario de su fundación, haciendo entrega de condecoraciones a los bomberos de mayor trayectoria, asensos en grados a 22 socorristas y graduando a 30 nuevos miembros.
Hubo también una simulación de incendio en un edificio, con el apoyo de un camión escalera y atención hospitalaria.
Al acto asistió el vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, y bomberos representantes de Costa Rica, Honduras y Panamá.