Nacional

“El coronel” que le pone música al Ejército


Edgard Barberena

Fue dirigente estudiantil en los años 70 para después incursionar en la guerrilla urbana, le tocó ser fundador del Ejército Popular Sandinista y en la actualidad ocupa un alto cargo en las Fuerzas Armadas.
Nos referimos al teniente coronel Mauricio Riguero, enlace entre el alto mando del Ejército y la Asamblea Nacional, a quien durante las pasadas fiestas patronales de Santo Domingo lo vimos en la televisión en un videoclip cantándole y bailándole al patrono de Managua.
Ese talento por el canto y actuaciones en conciertos del alto oficial que se identifica artísticamente como “El Coronel” vino a sentar un precedente en las filas castrenses.
Nació en Managua el 15 de diciembre de 1963. Sus padres son Socorro Cortés Alarcón, una leyenda en el baloncesto nacional, y don Roger Riguero, quien fue un gran entusiasta del deporte.
En 1977, cuando tenía 13 años, se involucró en la Federación de Movimientos Juveniles y la Juventud Revolucionaria Nicaragüense en el barrio Waspam cuando su familia se trasladó a vivir a esa localidad en 1976, donde comenzó a hacer trabajo sobre la propaganda armada y a ser uno de los dirigentes principales del sector de Bello Horizonte, y en 1979 tuvo que irse a la clandestinidad.
Se integró al Frente Interno durante la insurrección en una columna guerrillera bajo el mando de Joaquín Cuadra, Mónica Baltodano y el jefe de la columna 106, que era Claudio Picasso, “nos tocó pasar la guerra en Bello Horizonte, barrio Venezuela, la Nicarao, la 14, que conllevó la toma de la 13ava. sección de policía donde todavía estaba el ‘Macho Negro’”, afirma.
Quiso irse para su casa
Después del triunfo de la revolución, Mauricio pensó regresar a su casa para continuar una vida normal, pero los jefes que tenía le dijeron que no, “debía quedarme en el entonces Ejército Popular Sandinista”.
Su primera misión en lo que era el batallón “Rolando Orozco” fue trasladarse a Estelí hasta que retornó a Managua para formar parte de las primeras estructuras de los escoltas de los dirigentes, llegando a ser jefe. Además le tocó ser parte del primer embrión de las fuerzas especiales que se llamó Base Escorpión, lo que después fueron las tropas especiales en el Ejército.
Viajó a Cuba a hacer estudios en diversas especialidades como la fuerza aérea, batallones blindados y al regresar al país en 1984 lo envían a la Costa Atlántica donde pasó tres años. De regreso a Managua en 1987 continuó sus estudios de secundaria en la preparación que les daban a los cachorros que regresaban de prestar su servicio militar.
Una vez que se bachillera ingresa a la UCA en 1988 a estudiar derecho, se graduó en 1992, además, hizo cursos vinculados a la profesión como derecho constitucional.
Delineó su destino
Su inclinación al derecho le abrió la puerta para ocupar el cargo actual: enlace entre el alto mando del Ejército y la Asamblea Nacional, una responsabilidad que al nacer hace diez años tuvo que enfrentar resquemores con los diputados de esa época.
Esto fue producto de la relación estado-partido que existió durante la década de los 80, “por lo que para mí fue muy difícil al inicio porque algunos preguntaban ¿qué vienen hacer los guardias?” La labor que hace Riguero en la AN es similar a la que hacen en sus congresos los ejércitos de EU, España, Francia, México, entre otros países.
Ahora Riguero es la pieza clave para hacer las coordinaciones con la fuerza aérea y la fuerza naval cuando los diputados tienen que trasladarse a lugares lejanos en investigaciones que llevan a cabo y “esto hasta nos ha llevado a pasar momentos de riesgos con los diputados en lanchas de la naval”.

¿Quién le puso el nombre artístico?
Su nombre artístico “El Coronel” nació en Costa Rica cuando estaba grabando su CD, y cuando llevaba la segunda canción con el apoyo de Geovani López, director del grupo Calle Ocho, le preguntaron: “¿Y usted cómo se va a llamar?, ¿va a salir como Mauricio Riguero o se pondrá otro nombre?”
Carlos Cruz, dominicano del grupo Huracanes, le dice a Mauricio: “Oiga, pero usted por qué está buscando un nombre, usted es ‘El Coronel’”, le respondió “pero cómo el coronel, si éstos tienen la cara del duro, la disciplina”.
A reglón seguido el dominicano le dice: “Si en Panamá hay un cantante que se llama El General y no es nada y se puso ese nombre, por qué usted no se va a poner ‘El Coronel’, si en realidad es teniente coronel”.
Su nombre artístico “El Coronel” jamás vino a provocar críticas del alto mando de las Fuerzas Armadas, ni del propio jefe del Ejército, el general Omar Halleslevens, aunque cuando se editó el primer vídeo “Viva Santo Domingo”, en los primeros DVD se fue una imagen donde el jefe del aparato castrense aparece montado a caballo.
Esto se produjo porque cuando se hacía la edición, Mauricio tuvo que salir a atender sus responsabilidades dejando la edición a cargo de otra persona, “pero la sorpresa fue para mí que cuando está terminado el trabajo aparece mi general montando un caballo en la hípica, pero el vídeo ya se había distribuido antes de que lo viera”.
En una ocasión lo llamaron del despacho de Halleslevens, donde le dicen: “Dice el jefe que sacaste un vídeo, que lo tomaste en cuenta porque sale en el vídeo y que no has sido capaz de mandarle una copia”. “Esto para mí es un reconocimiento que me hizo el jefe”, terminó diciendo el artista.

La farándula
Mauricio, que ya tiene en su haber el lanzamiento de dos videoclips con música en ritmos como bachatas, cumbias y boleros, dice que ese talento jamás ha sido incompatible con los lineamientos y disciplina de la institución castrense.
Cuando estudiaba en primaria participó en actividades artísticas, formó parte de grupos de danza en el Centro Experimental México, participó en actos culturales y de teatro en su juventud, y dentro del mismo Ejército participó en varias actividades culturales.
En Cuba escribió tres obras de teatro y sociodrama y una de ellas lo llevó a participar en un festival donde obtuvo un alto reconocimiento en la Academia Superior de Guerra “Máximo Gómez” .
Siempre ha tenido inclinación a lo artístico y le ha gustado mucho la música, pero por las vorágines que han pasado en su vida, entre ellas haberse casado muy joven, ya con hijos y responsabilidades no pudo dedicarse a tiempo completo a su vocación musical.
Cuando se produce el cambio institucional del Ejército se metió a otra vorágine, “me dediqué a trabajar de cualquier forma y en mis vacaciones me iba al Mercado Oriental a vender bicicletas, juguetes y ropa y nunca me dio vergüenza hacer esto, ya que tenía que rebuscármela para mantener a mi familia, debido a que el salario no me daba”.
Primero en fundar un karaoke en Nicaragua
Entre 1999-2000 fundó el primer karaoke, pero en la actualidad tiene el K Sons Club, donde hace tres años comenzó a retomar poemas que había escrito, los cuales convirtió en temas musicales y la primera canción que graba es la de Santo Domingo, hasta completar en Costa Rica la grabación de un CD completo con los géneros de cumbias, bachatas, merengues y boleros.
El tema “Derrumbes”, original de Octavio Latino, lo grabó a ritmo de bachata, así como la canción “Ausencia”, un bolero al estilo de la Sonora Santanera. Estos temas están en el disco --que aún no ha lanzado-- así como la canción “Eres linda Nicaragua”, una pieza compuesta por Jorge Paladino, el autor de la “Cumbia Chinandegana”.
Con este último tema Riguero hará un tercer vídeo como un homenaje a las víctimas que dejó el huracán “Félix”, y donde piensa incluir imágenes de la destrucción del meteoro, así como la solidaridad para los miskitos, no sólo de los nicaragüenses, sino del mundo. También reconocerá la labor de sus hermanos de las Fuerzas Armadas y la Policía en el auxilio de los damnificados de la RAAN.
Faceta desconocida y extraña
La faceta desconocida de Mauricio, un poco extraña, ¡un militar cantando!, también ha tenido sus frutos en las filas castrenses, al sacar su segundo videoclip con el tema “Nicaragua de mi corazón”, una cumbia donde trata de resaltar la belleza de Nicaragua que ha observado en los viajes realizados por todo el país con los diputados.
Este videoclip le abre un nuevo camino porque el Instituto de Previsión Social Militar “me apoya en la producción del disco una vez elaborado, e igual lo hicieron los medios de comunicación social y la Alcaldía de Managua”. En ese vídeo aparecen imágenes de lo que fueron los Cayos Miskitos, así como los helicópteros de la fuerza aérea que actualmente han establecido un puente aéreo entre Managua y Puerto Cabezas con el apoyo de naves de otras naciones.
En su carrera artística ha participado en varios conciertos con el grupo Generación X y ha alternado con Alci Acosta y los grupos costarricenses Calle Ocho y Kalúa. La cámara de Frank Cortez registró unos movimientos de Mauricio (cantando en la Escuela de Danza), donde alguien le hizo una analogía a la forma como actuaba Freddie Mercury, quien fue vocalista del grupo británico de rock Queen.