Nacional

Emiten presunción penal contra emisores de los Cenis

Eduardo Montealegre es uno de los señalados por presunción de responsabilidad penal en el caso de la emisión de los Cenis y Noel Ramírez es el único que no fue mencionado

Luis Galeano

Los contralores decidieron por unanimidad establecer presunción de responsabilidad penal contra todos los ex miembros del Consejo Directivo del Banco Central de Nicaragua (BCN) por el caso de la emisión de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis), a excepción de su ex presidente Noel Ramírez Sánchez.
El presidente de la Contraloría, Luis Ángel Montenegro, dijo que la presunción de responsabilidad penal es contra Silvio Conrado, Ricardo Parrales, Gilberto Cuadra, Benjamín Lanzas, Mario Alonso y Eduardo Montealegre, actual presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), por haber causado un daño de manera intencional al Banco Central de Nicaragua y por ende al Estado, por la cantidad de 111 millones 920 mil 289 dólares, derivados de la renegociación del pago de los Cenis, realizados en el años 2003.
En la decisión no participó el contralor Guillermo Argüello Poessy por motivos de salud, pero en su lugar actuó Francisco Guerra como suplente.
El Consejo Superior de la Contraloría General de la República (CSCGR) no pudo pronunciarse contra Noel Ramírez por la caducidad de cinco años que establece la Ley Orgánica de la Contraloría y una sentencia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que habla de los términos o períodos que tiene el ente fiscalizador para pronunciarse sobre presuntos actos de corrupción.
La presunción de responsabilidad penal es por haber causado de manera intencional al Estado pérdidas por 3,106,748,518 córdobas, derivados de la subasta de bienes del Estado, realizada en mayo y diciembre de 2003.
La Contraloría evitó pronunciarse sobre los siguientes temas: la responsabilidad de los bancos que fueron beneficiados, el papel de la junta liquidadora y los terceros que fueron favorecidos con la emisión de los Cenis.
Los Certificados Negociables de Inversión fueron emitidos a raíz de las quiebras de los bancos Interbank, el Banco del Café y el Banco Nicaragüense de Industria y Comercio (BANIC).
SANCIÓN MÁS SEVERA
La figura de presunción de responsabilidad penal, es la sanción más severa que aplica la Contraloría como castigo por daño severo al Estado. Esta resolución será enviada a la Procuraduría y a la Fiscalía para que entablen un juicio contra los implicados.