Nacional

Waspam demanda ayuda porque están abandonados

* No tienen agua para beber ni plástico para guarecerse

Valeria Imhof

El alcalde de Waspam, Cornelio Tebas, aseguró que desde que el huracán Félix impactó Nicaragua, el Comité Municipal de Desastres (Comupred) sólo ha recibido 30 quintales de arroz llevados por dos helicópteros a la comunidad de Awas Tingni.
“Eso es poco y aún no cubren todas las comunidades del municipio”, dijo Tebas, quien indicó que en el sector de El Llano, en el río Coco, que cubre las comunidades de Moss, Tasba Raya y Awas Tingni no hay agua para beber, porque el río está contaminado y los árboles caídos le provocan sabor amargo.
No obstante, señaló que la población está tomando esa agua, y advirtió que esta situación podría provocar brotes de diarrea y calentura, sobre todo en los niños.
“En su mayoría estas familias viven de la pesca, sin embargo con la contaminación de los ríos perdieron su fuente de ingreso. El ganado que aún quedó vivo no tiene pasto, y si come el que hay, peligra que se envenenen”, mencionó Tebas.
Aunque las comunidades de Río Coco Arriba no sufrieron grandes afectaciones, “hasta hoy ni siquiera se les ha podido llevar una libra de arroz”, lamentó el alcalde.
“Toda la ayuda está centrada en Bilwi, pero Waspam también necesita porque tenemos casas destruidas y necesidades de agua, frazadas y alimentos”, afirmó.
Ni plástico para guarecerse
Al mismo tiempo, aseguró que aún hay refugiados en el Centro de Salud de Krin Krin, donde permanecen familias completas, porque no tienen ni un pedazo de plástico para pasar la noche.
“Ellos esperan apoyo de la Alcaldía, pero ni siquiera tenemos para movilizarnos. Por eso hacemos un llamado a los organismos internacionales para que nos ayuden”, dijo.
El alcalde, además, mencionó que Félix arrasó con los bosques, y prueba de eso es que ahora de la zona de Awas Tingni se ve el cerro Wakambay.
“La costumbre de nuestros comunitarios es ir directamente al bosque y traer yuca y banano para la familia, pero se perdió todo. Hay obstáculos en los caminos y no pueden llegar a sus parcelas”, dijo Tebas, al agregar que en Waspam ha desaparecido el bastimento, un alimento básico para la población.
Pilar Oporta, miembro del Comupred en Waspam, dijo que hay recursos humanos y voluntad de ayudar, pero necesitan combustible para recorrer la zona y entregar ayuda.
Actualmente en Waspam el galón de gasolina tiene un costo de 80 córdobas, y el litro de aceite cuesta 60 córdobas. Movilizar una panga de Waspam hacia Río Coco Arriba no baja de 80 a 120 galones de gasolina.
Tebas dice que para ir a la comunidad de Los Raudales se necesitan como mínimo 130 galones de combustible y si se trata de Cabo Gracias a Dios, 180 galones.