Nacional

Piloto de la ex Contra trajo ayuda a RAAN

T Si antes trasladó material bélico, ahora transportó bombas, pero de las que “disparan vida” T Luis Martínez destacó que sandinistas y ex Resistencia se unen por solidaridad con pueblo de la Costa T Nicaragüenses han respondido a llamados de ayuda para los damnificados

Edwin Sánchez

Un piloto de los aviones que utilizó la Contra y un alto funcionario sandinista, ahora unidos por la solidaridad, volaron juntos este lunes desde Miami para trasladar un valioso cargamento para los damnificados de la Costa Caribe Norte.
Si antes trasladó materiales bélicos, hoy las bombas que transportó “disparaban” vida: son cinco plantas purificadoras de agua.
El piloto prefirió omitir su nombre, quizás por su participación en la Resistencia que se opuso en armas al gobierno sandinista de los años 80.
Él dijo que donaba su tiempo y utilizaba el carguero para ingresar, entre otros materiales, comida y medicamentos. El Cónsul en Miami, Luis Martínez, informó que cada bomba tiene una capacidad para cinco mil galones diarios. “Fue una donación de una organización afiliada a la Cruz Roja”.
El diplomático adelantó que “ya conseguimos cinco bombas más que hay que retirarlas hoy (ayer) en Honduras, para un total de diez plantas. Además de estos aparatos purificadores trajimos 12 mil libras de alimentos y medicinas”.
Martínez destacó que en el hombre que antes trasladó armas para la guerra de aquellos años, ahora traía vida: agua, medicina, alimentos. “El piloto contra y yo sandinista, volamos juntos para ayudar y traer alimento y esperanza al pueblo de la Costa (Caribe) Norte”.
El alto funcionario aprovechó para evidenciar que, de esta manera, todos debemos unirnos para trabajar por Nicaragua. Asimismo, agradeció a las autoridades por agilizar la entrada, aterrizaje permanencia y descargue de la nave.
“El Presidente (Daniel Ortega) orientó que nos organizáramos para la ayuda a nuestros hermanos y a través del Consulado llamamos a diferentes organizaciones en Miami, sobre todo a las relacionadas con los miskitos. Y organizamos un plan de acopio de alimentos”. El Consulado fue claro al decirles que sería facilitador de la asistencia, y que todo se realizaría con transparencia, indicó.