Nacional

“Problemas de logística”, dice el INE


El racionamiento en la venta del combustible ayer se confirmó en tres de cada diez gasolineras de la capital, donde los técnicos de las compañías petroleras y del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) verificaron que existe bajo volumen de producto en los tanques y un despacho limitado a los clientes, a quienes llamaron a evitar el agiotaje y la especulación, pues hoy se resuelve este problema de distribución.
Rolando Arriola, Director del Departamento de Hidrocarburos del INE, ayer visitó varias gasolineras junto a una batería de periodistas, como parte de un plan nacional de inspección, y pudo constatar que por lo menos el 30 por ciento de las gasolineras capitalinas experimenta un racionamiento que ha venido aumentando desde el viernes.
Tres previsiones
Verificó que los concesionarios de las estaciones solicitan a tiempo rellenar sus tanques, pero las pipas que proveen la gasolina, el diesel o el kerosén llegan tarde, y ante la falta del producto deciden implementar tres medidas: sólo venden 200 ó 300 córdobas a cada conductor, no se aceptan tarjetas de crédito y el combustible sólo se despacha en los vehículos y no en bidones.
En horas de la mañana y junto a los periodistas, Arriola realizó un recorrido por la gasolinera Esso ubicada frente a Plaza Inter, la estación Shell 27 de Mayo y la Texaco “El Carmen”, con el fin de verificar si las petroleras estaban abasteciendo.
“Están bien dentro de lo que normalmente aceptamos como comportamiento del mercado”, dijo el funcionario, aunque reconoció que en el caso de Shell había un bajo nivel de producto en los tanques, pero aseguró que hoy sería superado este problema.
“La gasolinera está un poco bajo en su inventario, en gasolina súper tienen 939 galones, y de regular 532… ellos llenaron el sábado y hoy (ayer) en la tarde vuelven a rellenar en un proceso normal”, refirió.
Varios concesionarios y bomberos de las gasolineras explicaron lo mismo que Arriola: “es un problema de abastecimiento”.
Diesel sin problemas
Detallaron que respecto al diesel no hay problema porque Esso Standard Oil S.A. Limited, y la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo (DNP), lo despachan por igual. Los primeros lo hacen desde el plantel de la Refinería, y los otros, directamente del Plantel Uno de Corinto.
El problema es con los volúmenes de gasolina regular y súper, que Esso sólo la vende a sus concesionarios, y las estaciones de Shell y Texaco ahora deben comprar directamente a DNP, y transportarlo desde Corinto hasta Managua.
Detallaron que Esso antes movilizaba todo su aparato de distribución (cisternas, tanques y bombas), para llevar el producto hasta la Refinería, desde donde vendían cualquier cantidad de combustible a los concesionarios, pero ahora todo este sistema de distribución está suspendido y lo asumió DNP, la firma administrada por Glencore, sin contar con el equipo requerido.
A manera de ejemplo, explicaron que una vez que DNP abastece a una gasolinera, debido a su baja capacidad de distribución no vuelve sino hasta en dos días, y para entonces, la estación tiene bajo nivel de producto en sus tanques y decide racionar la venta, en lugar de agotar las existencias y suspender totalmente la comercialización.
“Problema de logística”
Arriola, el director de Hidrocarburos de INE, lo dijo de otra manera. “Racionamiento no hay, lo que hay es un problema de logística, de distribución. Por así decirlo, la Esso puede despachar quince pipas por hora, y la DNP puede despachar cuatro pipas por hora, y eso es lo que está provocando el problema de distribución”.
Juan Carlos Habed, Gerente General de Texaco Caribbean Inc, confirmó esta versión y hasta reveló que el problema de distribución activó el Plan de Contingencia de esta petrolera, que no tuvo más que tomar sus propias medidas.
Llamó a la población a “evitar caer en la tentación del agiotaje y la especulación con el combustible, porque almacenar bidones en casa puede ser algo fatal. Es como tener una bomba de tiempo”, refirió.
Habed reveló que Esso vende diesel a Texaco y Shell, pero no gasolina, un producto que ahora deben comprarlo a DNP, y ante la falta de capacidad de distribución y el extenso proceso de transporte desde Corinto, muchas estaciones quedan desabastecidas y deben racionar antes que llegue la próxima cisterna.
“Por eso una gasolinera puede estar desabastecida y racionando en este momento, pero en una o dos horas el problema está resuelto, cuando llega la pipa”, afirmó el ejecutivo de Texaco.
“Hubo un desajuste en la entrega de producto el sábado y ayer, y con el propósito de que nadie se quede sin producto, se le está entregando un poco menos, pero se les está dando a todos los concesionarios y los clientes”, agregó.
En la estación Shell ubicada en el kilómetro 11.5 de la carretera nueva a León, ayer no había gasolina regular, y en la Shell de Galería Santo Domingo, no había gasolina súper. La supervisora de esta última instalación, Lourdes Arce, aseguró que el pedido estaba hecho “pero no ha llegado la pipa”.