Nacional

Violenta protesta de buseros y taxistas frente al Irtramma

* Alvarado los llama “depredadores” del transporte * Alcalde Marenco dice que es hora de poner orden

Los transportistas de Managua --buseros y taxistas-- realizaron ayer protestas violentas en las oficinas del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), demandando que los “traten al suave” en las inspecciones técnicas a las unidades y en la aplicación de las multas.
Sin embargo, los manifestantes no fueron suaves con las verjas del Irtamma, que resultaron dañadas por los buseros que por más de cuatro horas lanzaron insultos y huevos, pese a que algunos de sus dirigentes trataron de calmar los ánimos. Los transportistas cercaron con sus unidades todos los accesos a Irtramma y al Mercado “Roberto Huembes”, impidiendo el paso vehicular por la zona, lo que provocó molestias de los transeúntes y de conductores de vehículos particulares.
“Depredadores del servicio”, dice Alvarado
Francisco Alvarado, Director de Irtramma, afirmó que los transportistas hicieron la protesta, porque ayer se les vencía el término para realizar la inspección técnica vehicular obligatoria.
“Es una protesta de importadores de carros chatarras, que han visto que los vehículos que traen no pasan las inspección, es una protesta exagerada de este grupo de depredadores del servicio y de la gente”, dijo Alvarado.
Dijo que dicha inspección ha sido aprobada por 4 mil 200 de sus colegas de un total de 10 mil, sin embargo, éstos se niegan a realizarla. “Lo que hay es un trasfondo de negocios y viejas prácticas que creemos que deben terminar”, indicó Alvarado.
Inspectores de Irtramma imponen multas exageradas
Los transportistas se quejaron de las supuestas multas exageradas que les imponen los inspectores de Irtramma, sin embargo, Alvarado dijo que todos los capitalinos son testigos de las pésimas maniobras que realizan al volante los buseros y los taxistas, quienes alegan que una máquina que instaló Irtramma en las zona de inspección daña el sistema eléctrico de los vehículos.
Dionisio Marenco, restó importancia a las protestas
“Es el momento de ordenar el transporte y ellos (los transportistas) deberían cooperar para juntos dar un mejor servicio al ciudadano”, afirmó el alcalde Marenco, quien afirmó que con los transportistas no hay nada que negociar, y más bien deben “tener conciencia, se les entregó el subsidio correcto, vienen buses nuevos, hay que ordenar el transporte”, aseguró.
Marenco recordó que las calles de Managua no son de los transportistas, son de la gente, que con la protesta de los empresarios de buses y taxis se vio imposibilitada de transitar por los alrededores del mercado “Roberto Huembes”.
Los transportistas “no deberían molestarse cuando se trata de mejorar los controles para que las unidades anden en mejores condiciones y dejen de ser máquinas asesinas”, dijo el edil capitalino.