Nacional

“Cadáveres expuestos no causan epidemias”

* Son otros factores, como agua y alimentos contaminados los que realmente enferman, dice

Melvin Martínez

La organización Panamericana de la Salud, OPS, aclaró en un comunicado de prensa que los cadáveres no conducen a brotes de epidemias, y que éstas no ocurren espontáneamente después de un desastre.
“Las epidemias se pueden producir por otros factores, como el consumo de agua y alimentos contaminados y las excretas al aire libre, entre otros. Los cadáveres en situaciones de desastre no causan epidemias”, dice el organismo regional.
Un funcionario del Ministerio de Salud habría citado un protocolo internacional sobre el tratamiento de cadáveres, el cual establece que es prohibido trasladar, transportar o velar cuerpos en estado de descomposición, debido a que los riesgos de provocar una epidemia son muy altos.
La alcaldesa del municipio de Puerto Cabezas, Nancy Elizabeth Enríquez, se opuso rotundamente a que los cadáveres encontrados en estado de descomposición sean quemados o enterrados en fosas comunes, lejos de sus parientes, y más aún cuando no han sido identificados, tal como lo anunció un jefe de capitanía de puestos.
Cadáver contamina menos que vivos enfermos
El organismo regional explica que la mayoría de las víctimas de los desastres en el momento de su deceso generalmente no tenían ni sufrían de enfermedades infecciosas, y que, un cadáver posee, incluso, menor riesgo infectocontagioso que una persona viva infectada. “El manejo de los cadáveres exige un trato digno y respetuoso con las costumbres y creencias de sus familiares, así como la necesidad de identificación de las víctimas. Los familiares de los fallecidos tienen el imperativo de identificar a sus seres queridos.
La OPS ha trabajado una guía práctica para la gestión de cadáveres en situaciones de desastre. La agencia de salud está apoyando a los pobladores de la RAAN en coordinación con las autoridades de gobierno.
“La OPS hace un llamado a los medios de comunicación para difundir información sobre la inexistencia de riesgo de epidemia por la presencia de cadáveres”.
Niega incineraciones
La ministra de Salud, Maritza Cuan, dijo al respecto que, efectivamente, el protocolo internacional sobre el manejo de cadáveres durante emergencias así lo señala, por lo cual, durante una reunión entre las autoridades en la zona, se acordó que los cadáveres que no han sido reconocidos deben enterrarse en fosas independientes.
Negó que se haya incinerado alguno de los cuerpos encontrados, y que primero los llevan a la costa para que sean identificados por sus familiares.
“Los cadáveres que no sean reconocidos se deben enterrar en fosas individuales, eso fue lo que se orientó allá, es lo que dice el protocolo y eso es lo que se hace, lo de la incineración no se está manejando”, agregó.
La doctora Cuan permaneció durante una semana en las zonas afectadas por el huracán Félix, y se mostró satisfecha por el trabajo que desarrollan más de 20 brigadas de médicos nacionales con el apoyo de más de 150 médicos cubanos que se encuentran en la zona.