Nacional

Oxfam asistirá a más de 30 mil damnificados por “Félix”

Instalarán 3 tanques de agua y sistemas de potabilización y de distribución que abastecerán a unas diez mil personas

Oxfam Internacional asistirá a más de 30 mil personas afectadas por el huracán Félix, que la semana pasada arrasó la Región Autónoma del Atlántico Norte y el departamento de Jinotega, en el nordeste de Nicaragua.
La agencia internacional empieza esta semana con las acciones de respuesta a la emergencia en varias comunidades de las zonas afectadas.
El trabajo se centra en alrededor de 45 comunidades de Río Coco, Bilwi, Sasha y Siuna, muchas de las cuales son de muy difícil acceso y conformadas en gran parte por indígenas mayagnas y misquitos.
Tres equipos, compuestos por técnicos de Oxfam Internacional y de sus socios locales, ya están en la región para evaluar los daños y poner en marcha la respuesta humanitaria.
Con los equipos que llegan esta semana desde Madrid, se instalarán 3 tanques de agua y sistemas de potabilización y de distribución que podrán abastecer a unas diez mil personas diariamente.
“Estamos entrando en zonas aisladas a las que es muy difícil llegar. Pero, por la información que tenemos hasta el momento, sabemos que son comunidades que han sufrido un impacto devastador”, ha señalado Martha Lorena Mora, coordinadora del equipo humanitario de Oxfam Internacional en Nicaragua.
Lluvias arruinan cosechas
La intervención se llevará a cabo en dos fases. En la primera se dará una respuesta de emergencia a las necesidades básicas de la población que incluirá proyectos de agua y saneamiento (limpieza de pozos y tratamiento de agua). Durante la segunda fase Oxfam Internacional desarrollará un trabajo de rehabilitación con énfasis en seguridad alimentaria.
Las fuertes lluvias caídas durante la semana pasada han arruinado los cultivos agrícolas y han contaminado los pozos de agua. Además, a medio plazo, las pérdidas de las cosechas de arroz y maíz son una amenaza para la seguridad alimentaria de las comunidades, con lo que será necesario buscar alternativas productivas para los próximos meses.
“Hasta diciembre de este año tendremos que centrarnos en resolver las necesidades básicas de la población, pero sin olvidarnos de incluir un componente de rehabilitación productiva. La gente necesita cosechar para seguir adelante”, ha asegurado Germán Quezada, oficial humanitario de Oxfam Internacional en Nicaragua.
Según los últimos datos que se han dado a conocer en varios medios de comunicación, hay cerca de cien muertos y más de 100.000 personas afectadas, aunque se teme que estos números podrían incrementarse en los próximos días. Esta es la primera vez en la historia que dos huracanes de categoría 5 (Dean y Félix) impactan el mismo año en la costa Atlántica.
En esta respuesta humanitaria, Oxfam Internacional está trabajando junto a los socios locales Centro Humboldt, Acción Médica Cristiana y Nidia Way, y está en todo momento coordinándose con el Sistema Nacional de Prevención y Atención a Desastres (SINAPRED), en el marco de la Coordinadora Nicaragüense para la Gestión del Riesgo.
BM solidariacon Nicaragua
La Vicepresidente para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, Pamela Cox, expresó hoy las condolencias y la solidaridad de la institución con el pueblo y el gobierno de Nicaragua, por las pérdidas humanas y los daños que provocó el huracán Félix a su paso por territorio nicaragüense.
En una misiva enviada al Presidente Daniel Ortega, Cox aseguró que el Banco Mundial seguirá pendiente de los acontecimientos en la Región Autónoma Atlántica Norte y que el equipo del organismo se encuentra a disposición de Nicaragua para apoyar los esfuerzos de reconstrucción de la manera que su gobierno estime conveniente.
“La próxima semana una misión de expertos del Banco Mundial visitará Nicaragua para establecer los mejores mecanismos para canalizar el apoyo del organismo a los esfuerzos del gobierno en esta difícil situación”, dijo Cox.