Nacional

Incinerar cadáveres no es de su cultura


Fermín López

PUERTO CABEZAS, RAAN
La alcaldesa del municipio de Puerto Cabezas, Nancy Elizabeth Enríquez, fue categórica al decir que no se permitirá incinerar o enterrar lejos de sus familiares los cadáveres de las personas que se encuentren flotando en el mar o en la playa, independientemente del estado de descomposición en que estén.
Enríquez declaró lo anterior después de que el jefe de Capitanía de Puertos de esta ciudad anunció que incinerarían los cuerpos de las primeras personas que fueron encontradas en las inmediaciones de los Cayos Mískitos el pasado miércoles, y que después por presión de los familiares se vieron obligados a traerlos a Bilwi donde se les dio cristiana sepultura.

No es su cultura
“Nosotros somos indígenas y esa no es costumbre nuestra de andar quemando a nuestra gente. Por muy pobres que seamos y aunque estén en descomposición, nuestros muertos tienen derecho a ser enterrados como humanos”, dijo la alcaldesa de la ciudad.
La señora Enríquez puso como ejemplo los primeros cadáveres que llegaron en días pasados, los que fueron traídos para ser identificados y luego ser sepultados dignamente.
Quemar o enterrar lejos de sus familiares a cualquier persona que sea encontrada muerta lejos de su casa podría significar un grave error y provocaría un enfrentamiento entre las autoridades de la Fuerza Naval, los médicos forenses y los familiares de las víctimas.
Una fuente del Ministerio de Salud dijo a EL NUEVO DIARIO que existe un protocolo internacional sobre el tratamiento de cadáveres, donde se establece que es prohibido trasladar, transportar o velar cuerpos en estado de descomposición, debido a que los riesgos de provocar una epidemia son muy altos.
Este protocolo internacional sobre el tratamiento de cadáveres podría quedar sin efecto en esta región, habitada por pueblos indígenas que se oponen rotundamente a que sus deudos sean quemados o enterrados en fosas comunes, lejos de sus parientes, y más aún cuando no han sido identificados.
Elizabeth Enríquez señaló que si no hay voluntad ni capacidad para trasladar los cadáveres de las personas que están siendo encontradas, que le permitieran a la municipalidad hacerse cargo de esa labor, “auque creo que para eso están la Fuerza Naval, los médicos forenses, la Cruz Roja y la Defensa Civil”, consideró.