Nacional

Apartaron fajos, según “contrabandista” de dólares

* Procuraduría y Fiscalía callan ante feos comentarios del ahora condenado, quien asegura que lo “apartado” era más de un millón de “verdes”

Lizbeth García

A seis años de prisión y el pago de una multa de casi tres millones de dólares por la autoría de contrabando aduanero fue condenado el mexicano José Salvador López Santos, quien reveló que aunque no sabe a ciencia cierta cuánto dinero traía en la avioneta que le decomisaron, observó el momento en que las autoridades “apartaron” algunos fajos de billetes porque estaban dañados.
El mexicano cree que la cifra superaba el millón de dólares, pero durante el juicio los testigos declararon que lo incautado en la avioneta fueron 965 mil 10 dólares, más cinco mil que eran propiedad del extranjero.
Ni la Procuraduría ni la Fiscalía hicieron comentarios sobre las declaraciones del “reo del millón de dólares”, quien sigue dando la batalla legal porque ayer mismo por medio de su nuevo abogado, Álvaro Chica Larios, pidió al juez Cuarto Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, que declare la nulidad de todo el juicio y que lo repitan.
Chica Larios alegó que el juez dejó en la indefensión a su cliente, porque pese a que éste despidió al abogado Hardles Vladimir Huete por no sentirse debidamente representado durante el juicio, el judicial no dio lugar al cambio de abogado.
Según denuncia de los familiares del mexicano, al abogado despedido le dieron primeramente un cheque por 10 mil dólares para fines desconocidos para ellos. No fue posible ubicar a Huete para que respondiera a los señalamientos en su contra, pero los denunciantes aseguran que tienen prueba documental de lo que dicen.
El nuevo abogado, Chica Larios, pidió una audiencia especial para fundamentar el incidente de nulidad que promovió, pero el juez no resolvió nada ayer.
Por su parte, Silvia Rosa López anunció que recurrirá ante la Embajada de México en Nicaragua para garantizar un proceso justo para su hermano José; también irá a los organismos de derechos humanos y ante el Tribunal de Apelaciones de Managua, donde esperan encontrar la justicia que no encontraron ante el juez de primera instancia.
López fue juzgado y declarado culpable por un Tribunal de Jurados la noche del martes, por entrar a Nicaragua con 965 mil 10 dólares y no declararlos ante la Aduana, lo que aseguró no pudo hacer porque lo obligaron a sentarse en las escaleras de la avioneta que conducía el 21 de junio.