Nacional

Mortandad en aumento


Lo que se temía está ocurriendo: tras el paso devastador del huracán “Félix” esta semana por la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), los cadáveres de decenas de personas siguen apareciendo flotando en las aguas.
Se habló inicialmente de 22 muertos, luego de más de 40, luego se corrió el rumor de que habían sido hallados 70 cuerpos en alta mar, cerca de Honduras, y que 17 personas estaban muertas en un navío encontrado cerca de Cabo Gracias a Dios.
Pese a que oficialmente las autoridades no reconocían cifras mayores de 50, la alcaldesa de Bilwi, Nancy Elizabeth Enríquez, expresó su cálculo en base a la cantidad de personas reportadas desaparecidas, que suman más de 200.
Como una medida preventiva, el Ministerio de Salud envió a las zonas afectadas bolsas plásticas para 300 cadáveres, según anunció en conferencia de prensa Guillermo González, Viceministro de Salud.
González admitió ayer que las cifras de muertos han ido variando con el pasar de las horas y por eso dispusieron enviar preventivamente 300 bolsas negras para cadáveres y enfrentar epidemias.
Ayer mismo arribó al muelle de Bilwi una panga de la Fuerza Naval del Ejército, con 17 cadáveres en estado de descomposición que fueron hallados flotando en las cercanías de los Cayos Miskitos.
Uno de los oficiales de la tripulación comentó que más de diez cuerpos habían sido observados en la zona, pero que no pudieron ser rescatados por falta de espacio en la panga.
Los cadáveres fueron inspeccionados por médicos forenses y expuestos a la población para que pudieran ser reconocidos por los familiares de personas reportadas como desaparecidas, pero debido al alto nivel de descomposición, pocos se atrevieron a verlos directamente.

Sinapred calcula 18 mil toneladas en ayuda
Alfonso García, asistente de planificación del Sinapred, informó que se han recibido cerca de 18 mil toneladas métricas en alimentos y otros víveres, para distribuir entre los damnificados que dejó a su paso el huracán “Félix”. La ayuda consiste en arroz, frijoles, leche, sal, aceite, jabón, harina, galletas y láminas de zinc, entre otros productos.
Por su parte, Reynaldo Francis, gobernador de la RAAN, enfatizó que el problema más grave es que el agua potable no estaba llegando a las comunidades afectadas. Francis dijo que en Krukira, por ejemplo, la situación era “crítica”.

PMA: Entre 70 mil y 100 mil “necesitan ayuda urgente”
Alejandro Chicheri, vocero del Programa Mundial de Alimentos de América Latina y el Caribe, dijo que de las primeras 100 toneladas de víveres que aportarán, 50 ya eran distribuidas rápidamente.
“Todavía no hemos visto el tamaño total de este desastre. Hay comunidades muy apartadas donde se está haciendo todo lo posible para llegar a ellas”, dijo el vocero del organismo internacional, quien además aseguró que entre 70 mil y 100 mil personas “van a necesitar ayuda urgente. El problema más grave es el agua”, añadió.