Nacional

Temen que crezca el número de víctimas

* Hay muertos no contabilizados por acción del huracán, pero principal temor es que se desaten epidemias debido a la contaminación de aguas y proliferación de mosquitos

Melvin Martínez

El Viceministro de Salud, doctor Guillermo González, informó que han enviado 300 bolsas para cadáveres a la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, tras el paso arrasador del huracán “Félix” por la zona.
A su vez, las autoridades epidemiológicas del Minsa advirtieron que las condiciones para que se desate una epidemia de enfermedades de fácil transmisión como la diarrea, Infecciones Respiratorias Agudas, dengue y malaria, en la zona de desastre están dadas.
En ese sentido, el doctor Juan José Amador, Director de Vigilancia Epidemiológica, expresó que al menos 20 brigadas médicas equipadas con medicamentos y material quirúrgico suficiente están llegando desde ayer a las comunidades y municipios afectados.

Muertes podrían incrementarse
El vicetitular de Salud explicó que el envío de las bolsas para cadáveres lo hicieron atendiendo a una solicitud del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred.
Indicó que la cifra de fallecidos contabilizada es de 35, pero ésta podría incrementarse, si se confirma que varios cadáveres flotan en las costas del Mar Caribe. Por ejemplo, no ha sido registrada una veintena de cadáveres.
Cabe mencionar que ayer fue encontrada una veintena de cadáveres en estado de descomposición y otros 12 en Cabo Gracias a Dios, en territorio hondureño. Estas cifras no están incluidas en el registro de las autoridades.
“En estas situaciones en que las dimensiones del problema se van aproximando a la realidad, las cifras --de muertes-- varían, es una medida preventiva que estamos tomando”, explicó el vicetitular de Salud.
Respecto a las brigadas, González señaló que las han conformado con personal de Salud especializado de los departamentos que no fueron afectados por el paso del huracán “Félix”, y que tampoco lo están siendo por las depresiones en otros municipios del país.
El funcionario explicó que antes de que el huracán hiciera estragos en la Costa Caribe, habían abastecido las unidades de Salud del país, sin embargo, ayer enviaron 20 mil libras de medicamentos y material de reposición periódica para atender a los damnificados.
El doctor González afirmó que hoy sale a la RAAN una brigada de 12 médicos epidemiólogos que llevan la tarea específica de realizar las labores de control y prevención de epidemias. Este equipo de especialistas va blindado con miles de galones de cloro para realizar los trabajos de limpieza y purificación del agua de pozos.
“Estamos procediendo sin descuidar las regiones en donde no hubo mayores afectaciones, y el personal de Salud está dispuesto a apoyar todas las acciones”, aseveró González.
Dijo que el adecuado manejo del agua será vital para prevenir las epidemias en las zonas afectadas, por ello ayer el funcionario recibió un mil filtros, del organismo Save the Children, para tratar el agua.
Mencionó que el Minsa también atiende a los damnificados por las lluvias de cuatro comunidades de Boaco afectadas por el desborde de dos ríos, y a los afectados por las inundaciones en Malacatoya y otras comunidades de Granada.