Nacional

Minsa advierten epidemias tras paso del huracán “Félix”


El Ministerio nicaragüense de Salud (Minsa) advirtió hoy sobre un posible repunte epidemiológico en el Caribe norte de Nicaragua, tras el paso del huracán "Félix", que a su pasó dejó decenas de muertos en esa zona del país.
El viceministro del Minsa, Guillermo González, señaló en rueda de prensa que hay altas probabilidades que surjan brotes epidémicos de enfermedades como diarrea, infecciones respiratorias, leptospirosis y otras.
Anunció que, para tratar de evitar esas enfermedades, enviarán a Puerto Cabezas, capital del Caribe norte nicaragüense, 15 brigadas médicas para atender a la población afectada por el ciclón, que se estiman en más de 50 mil damnificados.
El funcionario dijo que esas brigadas se trasladarán mañana y van a trabajar en coordinación con una brigada de médicos de Cuba que ya está asistiendo a los pobladores de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), la zona más devastada por el huracán. El gobierno también enviará cerca de 20 toneladas de medicamentos y equipos para evitar un repunte epidémico en esa región, una de las más pobres de Nicaragua.
El Minsa enviará, además, cantidades no precisadas de cloro para evitar la proliferación de infecciones a través del agua contaminada en los pozos y que reforzarán la vacunación, principalmente contra el rotavirus para evitar brotes de diarrea.
Reportan daños en hospital
El Minsa reportó daños casi totales en el hospital Bello Amanecer de Puerto Cabezas, así como en tres puestos de salud de Jinotega, en el norte del país.
Las muertes en Nicaragua producto del huracán suman al menos 38, según el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Ramón Arnesto Soza.
Sin embargo hoy, en el Caribe oriental de Honduras, hallaron al menos 25 cadáveres de misquitos nicaragüenses que naufragaron bajo el azote del huracán "Félix".
Las autoridades nicaragüenses no han explicado si esos personas fallecidas encontradas en Honduras estaban reportadas como muertas o tendrán que sumarse al luto que envuelve a las comunidades indígenas miskitas.
"Félix", que impactó el martes con toda su furia en el sector nordeste de Puerto Cabezas con categoría cinco, la máxima de la escala Saffir-Simpson, con vientos de más 260 de kilómetros por hora, también dejó decenas de heridos y más de 100 desaparecidos. El meteoro, ya diluido, destruyó además cerca de nueve mil viviendas, provocando el desplazamiento forzado de casi 17 mil personas, acogidas en 76 albergues distribuidos en el litoral del Atlántico norte.
"Félix" también dejó a su paso por Nicaragua severos daños materiales, hizo colapsar la comunicación terrestre, deterioró la infraestructura vial, de telecomunicaciones y el tendido eléctrico de la zona.
Ante la magnitud de los daños causados, el gobierno decretó en "estado de desastre" la RAAN, a la que el mismo miércoles se desplazó el presidente Daniel Ortega.