Nacional

Daños incalculables y doloroso recuento apenas empieza

* Aparte de destrucción de viviendas, hay inundaciones, derrumbes y cultivos exterminados en Wiwilí, Pantasma, Raití, Nueva Segovia y muchos otros poblados del norte

Numerosas inundaciones, derrumbes y cultivos exterminados forman parte del saldo que ha dejado el huracán “Félix” tras su paso por Nicaragua. En las regiones del norte, centro y sur del país, las autoridades departamentales apenas habían comenzado a cuantificar el total de los daños.
El municipio de Wiwilí, ubicado en el departamento de Jinotega, volvió a ser afectado por un ciclón. En octubre de 1998 fue brutalmente azotado por el huracán “Mitch”. “Félix” reeditó los destrozos casi diez años después. Las comunidades mískitas ubicadas sobre las riberas del río Coco, fueron las principales víctimas. Muchas viviendas quedaron dañadas y los centros de salud destruidos, según el informe emitido por el Codepred.
El coronel Ricardo Sánchez, jefe del Sexto Comando Militar del Ejército de Nicaragua, señaló que en la comunidad de Raití 120 familias fueron afectadas por las fuertes lluvias y vientos que azotaron la zona. Igual número de casas fue destruido junto con el centro de salud de la localidad. No se conocen mayores detalles porque las comunicaciones siguen interrumpidas.
El coronel Sánchez también señaló que se habían producido dos deslaves que no afectaron la comunicación terrestre entre municipios. Uno se registró en la cuesta La Camaleona y el otro en la cuesta de Wale, en los municipios de Wiwilí y Pantasma.
En la comunidad de Walakistán el puesto de salud y diez viviendas fueron destruidos por los vientos, y sus ocupantes evacuados a lugares seguros. Unas mil 100 personas se auto-evacuaron al observar los fuertes vientos y lluvias, siguiendo las recomendaciones del Ejército de Nicaragua.
Se vislumbra la pérdida de varias manzanas cultivadas de maíz y frijoles, según informaron las autoridades, principalmente en las comunidades de Parpar, Pliscito y Raití, pertenecientes a Wiwilí y San José de Bocay.
A las zonas afectadas llegaría un helicóptero del Ejército de Nicaragua con miembros del Comité de Emergencia, Ministerio de Salud y dos miembros de la congregación cristiana Misión para Cristo. Estos últimos llevarían mil libras de alimentos. Los otros personeros harían un reconocimiento y evaluación de los daños y las necesidades, confirmó el teniente coronel Noel Pichardo, jefe del Primer Batallón de Infantería del Ejército en Jinotega.

Nueva Segovia: lluvias moderadas, pero hay daños y damnificados
Las lluvias del huracán “Félix” fueron calificadas como constantes, pero moderadas. Aun así, el daño es notorio en tres municipios. Desde Murra, fronterizo con Honduras, se reportó el derrumbe de una vivienda en el cerro La Paz. La familia que la ocupaba fue evacuada antes del derrumbe, indicaron las autoridades del Comité Departamental de Prevención de Desastres (Comupred).
En la comarca Aranjuez, municipio de San Fernando, otra familia de siete miembros fue evacuada de su vivienda por estar muy cercana al río La Horca.
En Macuelizo, el río del mismo nombre saturó de arena un puente vado, y una quebrada arrasó con una alcantarilla que estaba en proceso de construcción en la comarca El Sursular.

Atentos al río Tecolostote
Aunque las lluvias no han sido fuertes en Boaco y Chontales, en Juigalpa al menos unas 40 familias fueron evacuadas por la crecida del río Tecolostote, pues estaban expuestas a sufrir por la inundación y sus efectos destructivos.
Según el mayor Edgardo Pastrán, del V Comando Militar del Ejército, se inició la evacuación de las familias la noche del martes. Ciento veinte personas fueron ubicadas en dos escuelas que fungen como albergues.
El mayor Pastrán destacó que mantienen a doce hombres en el municipio de Tecolostote, a la disposición de Defensa Civil, por si fuera necesario atender alguna emergencia o realizar otra evacuación.
Las autoridades están atentas al comportamiento de este río, que tiene su origen en las montañas de Matagalpa, donde las lluvias no han cesado. Hace nueve años el “Mitch” provocó inundaciones severas en esta zona.

Retornan evacuados de RAAS
La Región Autónoma Sur (RAAS) no sufrió las secuelas del paso de “Félix”, sin embargo, 675 personas fueron evacuadas preventivamente en los municipios Laguna de Perlas y Desembocadura del río Grande de Matagalpa. Se esperaba que hoy volvieran a sus hogares.

(Con la colaboración de Heberto Jarquín, Silvia González Siles y Máximo Rugama)