Nacional

Aumentan víctimas mortales del huracán “Félix”

En los cayos Miskitos no quedó casa en pie, sólo un espacio terrestre arrasado por la fuerza de la naturaleza

Valeria Imhof

Una mujer y sus tres hijos, habitantes de Sahsa y hasta ahora desconocidos, quedaron sepultados en los escombros de su vivienda que fue devastada por la furia del huracán “Félix”, a su paso por la Región Autónoma del Atlántico Norte.
Sahsa es una comunidad ubicada en el llano sur, a 95 kilómetros de Bilwi, donde el 75 por ciento de las casas resultaron dañadas y en este lugar existen mil 200 damnificados.
Se conoció que cinco habitantes de Sahsa resultaron con cortaduras, por lo que fueron trasladados a un centro asistencial en Rosita.
El mayor Mario Solano, jefe de operaciones de emergencia, confirmó que hasta el momento se reportan nueve muertos, cuatro registrados ayer, la familia encontrada hoy y un último que quedó bajo los escombros de su vivienda en la comunidad de Betania, ubicada a 15 kilómetros de Puerto Cabeza.
“La escena es desgarradora, familias sin hogar, centenas de árboles derribados, pareciera que fueron arrancados con una motosierra”, dijo el militar.
Tierra arrasada
En los próximos minutos arribarán al muelle de Bilwi diez heridos, supuestamente son pescadores artesanales de los cayos Miskitos, que está a 200 millas al noreste de Bilwi, quienes comentaron que en ese lugar hay más muertos y que están amarrados en los manglares.
Una fuente extraoficial comentó que los cayos Miskitos es ”tierra arrasada”, ya que no quedó casa en pie y que habitaban alrededor de dos mil personas.
Un reporte preliminar indica que hasta este momento existen 96 personas desaparecidas, entre ellos 80 mujeres, que acopiaban mariscos en los cayos Miskitos.
Desaparecen cinco embarcaciones
Algunos de los sobrevivientes atribuyeron la tragedia a miembros de la Fuerza Naval, quienes dijeron que no había problema con el huracán, se fueron y los dejaron desamparados. También en esa zona se reportó la desaparición de cinco embarcaciones.
La alcaldesa Nancy Elizabeth Enríquez comentó que las zonas afectadas son Sandy Bay, Daukra, Krukira, Tuati, Awastara y Phara. “En el caso de Sandy By quedaron cuatro casa en pie, y en Krukira parece que pasó un terremoto”, dijo la funcionaria de la comuna.
Más comunidades afectadas
Por su parte Rodolfo Spear, síndico del territorio de Karatá, dijo que as viviendas fueron reducidas a escombros en un 100 por ciento al igual que las moradas de la comunidad de Dackbam.
El representante de Karatá comentó que los lugares antes mencionados y en Lamlaya no tienen energía y están incomunicados. En esta zona se perdieron cosechas de yuca, arroz y plátano .
“En total hay dos mil personas que esperan ayuda, sobretodo requieren de plástico para construir champas. No hay comida y de esas dos mil afectados el 40 por ciento son niños de cero a seis años”.
Spear se dirigió a Puerto Cabezas para solicitar ayuda a través del gobierno municipal y regional para apaciguar las necesidades de los habitantes de las zonas en desastre.