Nacional

Debe registrarse identidad de los usuarios de “cyber”

* Para saber quién usó tal máquina y a qué hora * Sólo así podría investigarse la comisión de delitos

Luis Alemán

El Comandante de la Guardia Civil de España, Juan Salom Clotel, recomendó a los propietarios de los cyber café establecer normas internas para evitar que se cometa el delito de explotación sexual comercial de menores de edad a través del Internet.
Salom Clotel participa junto a jefes policiales y fiscales de Centroamérica en el Foro Regional sobre la Investigación de Delitos de Explotación Sexual Comercial de Niños y Niñas, que persigue acordar estrategias regionales para el combate de este flagelo que “está lesionando la moral de la familia y la sociedad”, según lo indicó la Ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales.
Según Salom, la regulación de los cyber café es un medio para prevenir el delito de la explotación sexual comercial, y en tal sentido se manifestó de acuerdo con los señalamientos de la ministra de gobernación, quien abogó por una regulación de los cyber.
El director de la División Telemática de la Guardia Civil de España detalló que entre las estrategias regionales de lucha contra la explotación sexual comercial a través del Internet está la conformación de divisiones de informática en cada Policía de Centroamérica.
Kenji Ishizu, propietario del cyber Salsa´s Life, ubicado frente a la Universidad de Ingeniería, aseguró que existen normas internas que cada cyber establece para sus usuarios, sin embargo, reconoció que resulta difícil garantizar que esas normas se cumplan. “El lugar del usuario es privado”, asegura Ishizu, explicando que no se puede llegar hasta donde está el usuario del Internet para confirmar si está usando indebidamente o no el servicio.
“Aquí prohibimos el acceso a sitios pornográficos”, dijo Ishizu, quien no pudo confirmar si esa regulación interna se emplea en otros cyber café.
No violenta libertad
Pero Salom Clotel negó que la regulación en los cyber violente la libertad que tiene el usuario del Internet de acceder a cualquier tipo de información. “Para evitar el uso del Internet en sus potencialidades lesivas y dañinas, es importante controlarlo”, dijo Salom, negando que su regulación signifique la violación de la libertad del cibernauta.
El acceso a Internet no requiere de ninguna identificación, simplemente pagas una cantidad y a partir de ahí se distribuye o comparte pornografía infantil, “accedes a una cuenta de correo, mandas amenazas, mensajes calumniosos, injuriosos, descargas información y la investigación policial de estos delitos siempre va a morir a los cyber café”, explicó el oficial español.
Autorregulaciones
El ingeniero Jairo Tinoco, encargado del Sistema de Información de la Universidad Nacional de Ingeniería, reconoció que el Internet permite al cibernauta tener una gama infinita de información. “El usuario puede poner información, archivos, imágenes, videos y bajar la información que requiera”, señaló.
Según Tinoco, la regulación de los Cyber puede establecerse de común acuerdo entre el propietario del local y los proveedores de servicios de Internet en Nicaragua. “El cliente del servicio de Internet te puede decir cuál es el contenido que quiere que se filtre”, explicó.
Salom cree que sólo con imponer un libro de registro de las personas que visitan el cyber se puede contribuir a que la Policía cuando investigue un delito de explotación sexual comercial, pueda, bajo la tutela judicial, hacer uso de ese registro y confirmar qué usuario utilizó el equipo de donde se bajó o descargó la información.