Nacional

Todavía no deciden si el caso Canda irá a juicio


Corresponsal Costa Rica

El representante legal de la familia de Natividad Canda Mairena, Luis Fernando Sáenz, informó que para el próximo día diez se ha convocado nuevamente la audiencia preliminar para decidir si el caso lo elevan o no a juicio.
La Fiscalía de Cartago acusa a dos de los ocho policías que estuvieron presentes el día de la muerte por los delitos de homicidio simple, incumplimiento de deberes y omisión de auxilio, mientras que los peritos económicos establecieron en unos 180 mil dólares la demanda resarcitoria al Estado.
Asdrúbal Luna y Erick Sánchez, junto a otros seis efectivos policiales, acudieron el trágico 10 de noviembre de 2005 a un taller de La Lima de Cartago, donde el nicaragüense, después de meterse a robar, era “devorado” por dos perros rottweiler (Hunter y Oso).
Según el informe del Organismo de Investigación Judicial, estos dos policías no accionaron con la prontitud que ameritaba la situación, e incluso en el documento conclusivo se deja claro que pudieron haber disparado en al menos dos ocasiones sin impactar al nicaragüense.
El pasado 20 de marzo, cuando se convocó por primera vez a la audiencia, la juez penal de Cartago, Adriana Jarquín, aceptó la petición de la Fiscalía de que se declarara incompetente de conocer el caso.
En esa ocasión decidió enviar el caso al Juzgado Penal de Hacienda, en Goicoechea, debido a que existe de por medio una demanda resarcitoria en contra de dos funcionario del Estado, es decir, los dos policías, sin embargo, Sáenz indicó que después de casi 4 meses lo “rebotaron” al Juzgado Penal de Cartago.
“Estamos siempre confiados, sólo es cuestión de tiempo. Vamos a seguir esperando y confiando en que la justicia se impondrá”, adujo el abogado que acompaña la denuncia de la Fiscalía. ¡
Hasta el momento, Sáenz descarta alguna negociación reconciliatoria con la parte acusada, que es representada por el abogado Kenneth Arce. “La Fiscalía es la que acusa y eso es un logro. Además, están tres informes donde se evidencia que a lo mejor sin culpa, los oficiales no brindaron la debida protección a Canda”, sostuvo Sáenz.
Por su parte, el litigante Arce sostiene que no existen los méritos para enjuiciar a sus defendidos, y que no hay los elementos necesarios para sostener la acusación de la Fiscalía, por lo que se convierte en una inconstitucionalidad en contra de sus representados.

leonelmen@gmail.com