Nacional

Pérdidas incalculables

* Recuento preliminar precisa cuatro muertos, 13 mil evacuados, 30 mil damnificados, 90% de viviendas dañadas, y una profunda desolación que no puede ser cuantificada * Terrible meteoro entró por Sandy Bay y devastó amplias zonas de Bilwi, Waspam y Las Minas * Lluvias azotaban anoche gran parte del país, lo que sin dudas se sumará a los daños por acción directa del huracán

Cuatro muertos, 13 mil evacuados --sin tomar en cuenta comunidades enteras que se autoevacuaron--, el 90 por ciento de las viviendas dañadas, las comunicaciones perdidas y daño total en la energía eléctrica, refleja el último informe brindado anoche por el coronel Samuel Pérez, de la Dirección de la Defensa Civil en Managua.
El coronel Pérez oficializó la muerte de cuatro personas. Una bebita falleció por problemas cardíacos, un pescador fue sorprendido por “Félix” cuando realizaba sus labores y una señora pereció cuando un árbol se le vino encima.
“Tenemos un centro de albergue que fue totalmente destruido en el sector de Betania; en Puerto Cabezas dos mil 686 viviendas dañadas, así como tres mil casas afectadas en Sandy Bay, por lo que la mayoría de los habitantes se encuentran a la intemperie”, dijo.
Agregó que la población entera de Sandy Bay está solicitando ser trasladada a los refugios de Puerto Cabezas, porque esa comunidad quedó totalmente destruida, por lo que se está valorando esa solicitud.
Añadió que en Waspam se reportan tres casas destruidas, una iglesia con el techo desprendido y el alojamiento de 3 mil 540 personas en tres centros de albergues, “dichosamente no tenemos ni heridos ni muertos”.
“En el sector de Rosita se desprendieron tres techos en igual número de casas, daño total en el tendido eléctrico, árboles caídos y 15 personas evacuadas. “Está prevista la evacuación de 500 personas a la comunidad Wasikin, las que se encuentran en peligro por la crecida del río”, dijo, y añadió que en la Españolina, Bonanza, se reportan tres casas destruidas, con 23 damnificados.

Lluvias intensas
El coronel Pérez dijo que a pesar de que “estamos saliendo del peligro del huracán”, vienen lluvias fuertes e intensas en la zona norte, central y en el Pacífico nicaragüense, como efecto remanente del huracán “Félix”, y citó que a eso de las cinco de la tarde de ayer martes, en el Occidente del país se contaban tres horas de precipitaciones. Anoche ocurría lo mismo en la capital y otros departamentos del país.
Dijo que también se reportaban lluvias en Nueva Segovia, Granada y otras localidades, por lo que hizo un llamado a la población para tomar las debidas precauciones y evitar daños personales.

“Félix” se iría anoche
En tanto, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, en un último boletín informativo de ayer martes, anunció que el huracán “Félix” se degradó a categoría uno a las tres de la tarde y su centro se localizaba a 175 kilómetros al oeste de Puerto cabezas.
“La posición y rumbo actual del huracán “Félix” originará vientos del suroeste que serán favorables en la ocurrencia de precipitaciones de moderadas a fuertes, en la regiones del Pacífico, norte y central”, agrega el boletín.
El Ineter recomendó a la población tomar las medidas preventivas ante posibles inundaciones y deslizamientos en sectores altamente vulnerables; señaló que el peligro de vientos fuertes en el Caribe nicaragüense había concluido y recomendó que Aeronáutica Civil tome las medidas de precaución adecuadas ante la reducción de la visibilidad.

A la hora de nuestro cierre, el Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (Sinapred) informaba que:
* Cuatro personas fallecieron, entre ellos una niña recién nacida y un hombre que se encontraba pescando en la ribera del río al momento del impacto.
* El 90 por ciento de las casas se encontraba sin techos en Puerto Cabezas.
* Cifras preliminares reflejan que se deberá atender a unos 30 mil damnificados.
* El muelle de Puerto Cabezas tiene afectaciones en el 80 por ciento de su estructura.
* Debido a que algunos postes del tendido eléctrico fueron tumbados por la fuerza de “Félix”, la población se encontraba sin servicio de energía.
El Sinapred hizo un llamado a la población, porque se esperan precipitaciones considerables que pueden provocar inundaciones y hasta deslaves, por tanto ayer se solicitó a los habitantes adyacentes a ríos y faldas de montaña que buscaran refugios cercanos o sitios seguros, que no esperen hasta el último momento.
También la información expresa que se necesita de forma urgente la asistencia humanitaria para los municipios de la RAAN, así como insumos básicos. En la mayoría de los casos se deberá reconstruir las viviendas, se estima que el cinco de septiembre estén listos los paquetes alimenticios para la población que resultó seriamente afectada.
Las autoridades visitan las comunidades para brindar detalles de los daños y ya se realizan vuelos con la Brigada Humanitaria de Rescate.