Nacional

Félix desmanteló unidades de salud

Atienden en edificio Inatec de forma temporal

Oliver Gómez

La Ministra de Salud, Juana Maritza Cuan Machado, informó que el huracán Félix desmanteló las instalaciones del Hospital “Nuevo Amanecer” de Puerto Cabezas, igual que el Centro de Salud y la Escuela de Enfermería, y ahora los médicos atienden las emergencias en el edificio de Inatec, de esta ciudad portuaria.
Cuan, quien se encuentra en Puerto Cabezas al frente de las emergencias del sector salud, precisó que luego del paso del huracán y una revisión de las instalaciones, “se encontró que no se encuentra en condiciones para que funcione allí”.
Dijo que la mayoría del zinc del techo se lo llevó el viento. Asimismo tiene problemas el cielo falso, e igual el tendido eléctrico que está dañado. Además, un árbol dañó el generador de energía, no hay agua en la unidad hospitalaria por falta de funcionamiento de la bomba eléctrica y hay problemas de la línea telefónica.
Expresó que visitaron el Centro de Salud buscando instalar en este local las unidades del hospital, pero se encontró en iguales condiciones y no fue una alternativa. La tercera opción fue otro edificio donde está la Escuela de Enfermería, sin embargo, “se encontró en iguales condiciones, por lo que se decidió dejar instalado el Hospital en Inatec”, reza una nota del Minsa.
En este edificio se dispuso la instalación de una unidad de Emergencia, Quirófanos, y Labor y Parto; mientras se crean mejores condiciones. La ministra estimó que la rehabilitación de estos centros no se realizará de inmediato, ya que por ahora se prioriza la atención de los pacientes. “No creo que sea en poco tiempo”, afirmó.
Hasta la una de la tarde de hoy, indicó que el personal de salud había brindado 104 consultas y después del paso del huracán sólo se atendieron 7 personas, por casos de politraumatismos.
“Nosotros esperábamos una mayor cantidad de afectados después del paso del huracán, ya teníamos organizado todo el Hospital, de cómo iba a trabajar toda la plantilla de médicos y demás personal”, afirmó.
Informó que en la zona donde se encontraba debieron que evacuar a 800 personas, la mayoría niños, en un refugio que a la hora crítica de la entrada del huracán, el viento se llevó el techo golpeando a varias personas.
También reportó el fallecimiento de una recién nacida, atendida en un parto domiciliar, donde la madre no quiso ir al refugio y luego apareció en el mismo, con la bebé fallecida.
Aseguró que los médicos cubanos y estudiantes de medicina se encuentran bien, sin ningún percance y atendiendo a la población que lo necesita.