Nacional

Río San Juan, Matagalpa y Las Minas se preparan para “Félix”


Habitantes de río San Juan indiferentes ante aproximación de “Félix”

Tatiana Rothschuh / CORRESPONSAL

La población de río San Juan, que ha gozado de un radiante sol toda la mañana, no parece preocuparse por el paso del huracán “Félix” por la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

Si embargo, la autoridades locales que integran el comité de emergencia departamental se encuentran reunido para responder a la alerta verde que fue decretada en esa región.

Por su parte, el responsable del destacamento militar sur, coronel Rafael Barahona, ha reconcentrado a las tropas del ejército para responder a cualquier emergencia. Barahona dijo que cuentan con tres pangas y cinco camiones, pues es de esperarse que esa zona sea afectada por las lluvias que deje a su pasó Félix.

Se suspenden las clases en Matagalpa

Francisco Mendoza / CORRESPONSAL

Las clases fueron suspendidas desde hoy a las 12:00 del medio día, hasta mañana en los municipios de Matagalpa, Waslala, Rancho Grande, el río Blanco, Matiguás. También se suspendieron las clases en Wiwilí y el Cuá.

Las escuelas serán utilizada como albergues ante el azote del huracán Félix. Veinte refugios están preparados en el municipio de Matagalpa para albergar a la gente que pueda resultar afectada por el deslizamiento de tierras provocado por las lluvias, y doce albergues más para las restantes localidades.

Cien soldados del Ejército de Nicaragua, 50 para Matagalpa y 50 para Jinotega, entrarán en acción para rescatar afectados en la rivera del río Coco.

Habitantes de Las Minas la expectativa

Moisés Centeno / CORRESPONSAL

En las Minas, cuarenta árboles fueron arrancados por los vientos de “Félix”, dos de ellos cayeron sobre casas partículas, pero no se reportan daños humanos.

En Rosita, Siuna, Bonanza y Mulukukú, los habitantes se ven afectadas por la crecida de los ríos. Las autoridades locales de defensa civil informaron que en la comunidad indígena Wasaking al menos los techos de diez viviendas han volado por la fuerza del huracán y sigue lloviendo con vientos de moderados a fuertes.

De seguir así la situación, se interrumpirá el pasó vehicular debido a la crecida de los ríos, el fluido eléctrico se ha suspendido, así como cualquier otra actividad. Las calles se encuentran vacías y sus habitantes están a la expectativa por lo que pueda ocurrir en las próximas horas.