Nacional

Arreglo con Esso sólo mediático

* Negociaciones con el gobierno únicamente las han leído en los periódicos * Descalifica declaraciones sobre contrabando de abogado de la DGA

Luis Galeano

El asesor internacional para Asuntos Gubernamentales de la transnacional Esso Standard Oil, Milton Chaves, señaló ayer que las negociaciones con el Gobierno continúan “trabadas”, a la vez que rechazó que hayan caído en el delito de contrabando, como afirmó el director jurídico de la Dirección General (DGA) de Aduanas, Adán Barillas.
“Estamos exactamente igual, porque lo primero que debe ocurrir, para nosotros, es que nos devuelvan nuestra terminal, tener el control total de nuestra propiedad, y eso lamentablemente no ha ocurrido”, indicó Chaves, quien dijo estar sabido de las propuestas de solución del gobierno por lo que han publicado los medios de comunicación, la cual no ha llegado a sus manos de manera formal.
El fin de semana, diversos actores del Estado, entre ellos el magistrado Rafael Solís, dijo que el conflicto con la Esso se resolvería pronto, y que se lograría devolviendo el control de las instalaciones a la transnacional, pero firmando un nuevo contrato de arrendamiento con la Empresa Nicaragüense de Petróleo (Petronic) para almacenar en los tanques de la transnacional el crudo procedente de Venezuela.
El mismo presidente Daniel Ortega dijo que el asunto “se va a arreglar pronto” dentro del marco legal por medio de un acuerdo que “va a ser beneficioso para ellos (la Esso) y para el país”. Rodolfo Zapata, gerente General de Petronic, dijo lo mismo que Ortega, pero que era necesario alcanzar un acuerdo para que gente de su empresa se mantenga en el plantel Uno de Corinto.

Que devuelvan primero
“Me imagino que lo referido al asunto de que haya gente de Petronic en la terminal, la gente nuestra, del área comercial, en su momento podrá hablar de esto, pero para todos los efectos insistimos en que lo primero es que nos devuelvan nuestra propiedad”, expresó Chaves, quien consideró que una vez que se cumpla con ello se puede hablar de cualquier otro tema.
Por ello, afirmó que siguen abiertos al “diálogo constructivo”, es decir, dispuestos a encontrar una solución pero “sin renunciar a nuestros principios de nuestra manera de operar, que es dentro de la legalidad y del Estado de Derecho”.
Las instalaciones de la Esso en el Puerto de Corinto fueron tomadas por Petronic desde el 18 de agosto, después de que una jueza chinandegana nombró como depositario judicial al delegado de Aduanas en Chinandega, Roberto Zepeda, quien al asumir el control de las instalaciones portuarias de la trasnacional, firmó un contrato de arriendo --por seis meses-- de siete tanques de almacenamiento para que descargaran los barcos con combustible venezolano.
Dicho inmueble fue embargado dos semanas atrás, y la jueza Socorro Toruño, a petición de la Esso, nombró como nuevo depositario judicial a un representante de dicha empresa, pero lo conminó a respetar el arriendo que el depositario de Aduanas firmó con Petronic, pese a que se hizo sin el consentimiento de los representantes de la transnacional.

Niegan lo del contrabando
Chaves, a la vez, negó que la transnacional haya caído en el delito de contrabando a como afirmó el director jurídico de la DGA, Adán Barillas, quien en una entrevista con EL NUEVO DIARIO aseguró que la Esso defraudó al Estado al no declarar impuestos y por ende no pagarlos.
“Nos extraña sobremanera que aparezcan diciendo estas cosas, porque una empresa como la Esso, que trabaja en muchos países del mundo, que tiene 80 años en Nicaragua, es responsable con su actuar, y como hemos dicho antes, nuestros libros están abiertos para cualquier auditoría, por eso no acepto bajo ninguna circunstancia que digan que hemos hecho algo así”, expresó.
De igual manera, negó que hayan estado renuentes a quedar como depositarios del embargo, como afirmó Barillas, “lo que pasa es que no podemos aceptar de ninguna manera hacer algo que no se está haciendo con el debido procedimiento, no lo hemos hecho ni lo haremos, porque no vamos a manchar nuestro nombre, porque no es nuestro estilo proceder ilegalmente”.
Chaves manifestó su deseo de que haya una solución pronto, porque la situación tal como se encuentra no le conviene a la Esso como empresa trasnacional, y menos al país que quiere dar seguridad jurídica para la inversión.