Nacional

CIDH intercede por vida de los Artola Delgadillo

* Ministerio de Relaciones Exteriores recibió carta el 31 de agosto * Cenidh valora como positivas acciones de comisionada Granera

Luis Alemán

El Estado de Nicaragua deberá adoptar medidas para garantizar la vida y la integridad física de los integrantes de la familia Artola Delgadillo, originarias del municipio de Nueva Guinea, quienes son objeto de acciones criminales que han dejado como resultado la muerte violenta de dos de sus miembros, el abuso sexual de jovencitas, y la prisión de otros al ser encontrados culpables del delito de abigeato.
Una carta firmada por el Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Santiago A. Cantón, enviada el pasado 31 de agosto al Ministerio de Relaciones Exteriores, demanda a Nicaragua las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad física de Nubia Gioconda, Amparo del Socorro, Wilberto Antonio, Ludys Cruz, William, Raúl Terencio y Juan Ramón Artola Delgadillo; Víctor Manuel y Santos Zeledonio Artola Amador; Sheyla Carolina Artola Aguilar y Enrique Alexander Artola Artola.
En la misma carta, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicita al Estado que informe sobre las acciones adoptadas a fin de esclarecer judicialmente los hechos que justificaron la adopción de medidas cautelares y presente un informe sobre el cumplimiento con las medidas cautelares adoptadas en un plazo de quince días, así como la actualización de la información de forma periódica.
La familia Artola Delgadillo denunció en días pasados la persecución de que eran objeto por parte de elementos desconocidos, luego del asesinato de los señores Gilberto Artola y Villanueva Delgadillo, hechos ocurridos en iguales circunstancias y en fechas diferentes.
Los Artola Delgadillo denunciaron en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos que la Policía del municipio de Nueva Guinea no había hecho lo necesario para el esclarecimiento de los crímenes de los esposos.

Reacción positiva
Pedro Alberto Contreras, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, calificó de positiva la notificación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en tanto, la celeridad con que actuó la CIDH, demuestra el grado de interés que tiene el organismo internacional sobre la situación que vive Nueva Guinea y la gravedad de los crímenes denunciados.
Contreras también se mostró satisfecho por las medidas que tomó la Directora General de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, a fin de resolver el estado de violencia que vive la zona, azotada en los últimos meses por una serie de crímenes, muchos de los cuales aún no han sido resueltos.
“El hecho de elevar el rango de la delegación de Policía en Nueva Guinea y las sanciones que se aplicaron a la suboficial que participó en actos de tortura son positivos”, dijo Contreras, sin embargo, para el abogado, aún falta determinar quiénes son los responsables de los crímenes contra los Artola Delgadillo.
“Esperamos que se adopten las medidas requeridas y que no se tenga que dar situaciones de pérdida de vida por falta de protección estatal”, aseguró el abogado Pedro Contreras.