Nacional

Ministra quiere hablar con engañada y vejada

* Ordena una investigación sobre la mentira que le diagnosticaron: padecer de sida

Melvin Martínez

La ministra de Salud, Juana Maritza Cuan, dijo ayer que orientó que se inicie una investigación en el caso de María Josefa Rivera Castro, a quien se le diagnosticó hace siete años que padecía VIH-sida, lo cual fue un terrible engaño.
La doctora Cuan dijo que a pesar de que no tiene mayor información que la publicada por EL NUEVO DIARIO, afirmó sentirse conmovida y orientó la conformación de una comisión de especialistas del Minsa para que averigüen la denuncia de María Josefa.
“Andamos en una visita en los municipios de la RAAN y la RAAS, pero cuando llegue, voy a pedir mayores detalles”, dijo la funcionaria.
La titular de Salud indicó que está dispuesta a recibir en su despacho a la afectada, tal y como ésta se lo hizo saber a EL NUEVO DIARIO.
“Vos sabes que yo hablo con todo mundo, vamos analizar el caso y díganle que con todo gusto yo la recibo”, dijo la funcionaria.
María Josefa afirmó que su objetivo con dar a conocer su trágica historia era dejar en evidencia la fragilidad del sistema de salud y de las instituciones del gobierno en general. Además, exponer a la luz de la opinión pública los malos tratos y vejámenes que atraviesan las personas que conviven con VIH-sida.
La funcionaria de gobierno lamentó que se presenten este tipo de casos, sin embargo, recordó que desde que asumió el Ministerio, los pacientes con sida que se atienden en las unidades públicas de salud reciben su tratamiento completo. Afirmó que trabajan para que todas las personas que conviven con el virus mortal tengan acceso al tratamiento adecuado.