Nacional

Asoma arreglo con Esso

*Presidente Ortega lo insinuó en su discurso, y magistrado lo confirmó con algunos detalles *Apelación admitida en un solo efecto, es decir, que sigue ocupación, mientras DGI aumenta sus cuentas y descalifica lo pactado en 1998 con Byron Jerez *Embajador de Venezuela, Miguel Gómez, sólo ve pasar su petróleo y prefiere también ver “los toros de largo”

El conflicto legal entre la Esso Standard Oil y el gobierno podría terminar en los primeros días de la semana con un arreglo que implicaría el rescindir el contrato para almacenar combustible proveniente de Venezuela, suscrito por la Aduana de Corinto y Petronic y firmar uno nuevo con los representantes de la transnacional, reveló el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rafael Solís.
El presidente Daniel Ortega aseguró al finalizar el acto del Ejército de Nicaragua que se llegará “muy pronto” a un acuerdo con la transnacional Esso Estandar Oil. “Todo eso se está arreglando, se va a arreglar dentro del marco legal, dentro del marco de las leyes, y va a ser beneficioso para ellos (la Esso) y beneficioso para el país, pero se va a arreglar pronto”, dijo Ortega sin entrar en detalles.
Inicialmente, la juez Socorro Toruño nombró como depositario judicial al delegado de Aduanas en Chinandega, Roberto Zepeda, quien al asumir el control de las instalaciones portuarias de la Esso en Corinto firmó un contrato de arriendo --por seis meses-- de siete tanques de almacenamiento para que descargaran los barcos con combustible venezolano.
Dicho inmueble fue embargado dos semanas atrás, y la juez, a petición de la Esso, nombró como nuevo depositario judicial a un representante de dicha empresa, pero lo conminó a respetar el arriendo que el depositario de Aduanas firmó con Petronic, pese a que se hizo sin el consentimiento de los representantes de la transnacional.
Apelación admitida, pero acto sigue

La Esso recurrió de apelación en contra de la resolución judicial que los obliga a mantener en vigencia el contrato firmado por funcionarios del gobierno. Solís informó que esa apelación ya fue admitida en un solo efecto y en los próximos días los magistrados del Tribunal de Apelaciones de Occidente se pronunciarán al respecto.
El magistrado Solís aclaró que el arreglo sería solamente con relación a lo referido al contrato de arriendo, porque las deudas fiscales no tienen nada que ver.
El director de la Dirección General de Ingresos, DGI, Walter Porras informó que a más de 100 millones de córdobas se elevó el monto que están cobrando a la Esso por el supuesto pago incorrecto de impuestos, y no se puede negociar el pago de tributos, informó el titular de dicha institución.
El funcionario aseguró que ya se superó la cifra de 59 millones 860 mil córdobas que había mencionado en días anteriores, correspondiente al monto en impuestos que debe la Esso al Estado de Nicaragua, y agregó que la DGI no está facultada para negociar ninguna reducción del monto de impuestos y solamente se puede bajar el pago de la multa, calculada en más de 50 millones de córdobas.
Porras detalló que sólo en Impuesto sobre la Renta, IR, la Esso debe 25 millones de córdobas, pero que debido a una mala aplicación de los impuestos al Valor Agregado, IVA, y el Selectivo de Consumo, ISC, la deuda subió a más de 100 millones de córdobas.
El inefable Byron Jerez
Afirmó que la mala aplicación de los impuestos se debe a un acuerdo firmado en 1998 entre la petrolera y el entonces director de Ingresos, Byron Jerez, que les permitió pagar el 25 por ciento y no el 30 por ciento en IR, lo que llevó a la Esso a dejar de pagar 1 millón de córdobas mensuales en tributos.
Ayer intentamos conocer las reacciones de Milton Chávez, asesor internacional para Asuntos Internacionales de la Esso, pero no fue posible localizarlo.
El embajador de Estados Unidos en Nicaragua insistió una vez más en la urgencia de que la Esso recupere sus instalaciones en Corinto, pues el conflicto se ha alargado por más de 15 días causando un gran impacto y en la actualidad con las conversaciones “trabadas”.
“Insistimos en que se respete el Estado de Derecho y las leyes y que la Esso pueda retomar el control de sus instalaciones en puerto Corinto, luego pueden hablar (con el gobierno) de nuevas relaciones con la Esso, pero hay que cumplir con la ley primero”, dijo Trivelli.
Don Miguel “ve toros de largo”
Su homólogo, el embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, optó por hacer muy pocos comentarios sobre el conflicto entre la Esso y el Ejecutivo, aunque dijo que están siguiendo el asunto porque se trata del petróleo de su país que viene a nuestra nación.
“Una parte del petróleo que se está almacenando en los tanques es de Venezuela, pero éste es un asunto entre la Esso y el Estado nicaragüense, entre ellos debe resolverse, nosotros sólo somos suplidores de un convenio apoyo energético y estamos cumpliendo con el deber que nos impone ese convenio”, dijo Gómez, quien consideró que no se está obligando a la trasnacional a prestar sus depósitos para descargar el crudo de Caracas.
El diplomático descartó que en algún momento la Esso vaya a tomar la decisión de retirarse de Nicaragua, a como ocurrió en Venezuela, porque a su criterio, se trató de escenarios muy diferentes.
“En Venezuela (se fue la Esso) porque no quiso formar parte de las empresas mixtas que se estaban organizando en nuestro país entre PDVSA y las empresas extranjeras, muchos de ellos sí se quedaron en Venezuela y están explotando crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco”, dijo Gómez.