Nacional

Ortega quiere más cooperación de EEUU para combatir narcotráfico

Ortega dice que con la poca ayuda "de centavos" que brinda Estados Unidos no le hacen ningún beneficio a su país porque son las autoridades nicaragüenses las que le hacen el favor a los Estados Unidos

El presidente Daniel Ortega declaró hoy que los gobiernos de Centroamérica han solicitado a Estados Unidos cooperación por mil millones de dólares en un período de cinco años, para combatir el narcotráfico.
En un discurso pronunciado durante el XXVIII aniversario de la fundación del Ejército de Nicaragua, Ortega reveló que la propuesta ya la hizo el mes pasado el canciller Samuel Santos, al secretario de Estado Adjunto de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Thomas Shannon.
Ortega señaló que el crimen organizado y el narcotráfico "son enemigos peligrosísimos" y se quejó de que la cooperación que Estados Unidos brindan a las naciones centroamericanas, incluida Nicaragua, "es pobre y que se entrega a cuenta gotas, como resultado de la política del imperio que está en la Casa Blanca".
"Yo no acepto que Estados Unidos ayude a Nicaragua porque con lo poco que da lo que hace es abonar a la enorme deuda que tienen con nuestro pueblo y todavía nos quedan debiendo", enfatizo Ortega.
Ayuda como la que brindan a Honduras
"Que nos manden lanchas, helicópteros, tanques y aviones como los que enviaron a Honduras, y entonces estaremos dispuestos a colaborar con Estados Unidos de manera seria y con respeto a la soberanía de Nicaragua".
También dijo que los organismos que trabajan en el combate contra los delitos del crimen organizado y el narcotráfico tienen la tendencia a instalar bases militares en los países, como en Ecuador, subestimando la capacidad de la policía y el ejército locales.
Añadió que Estados Unidos tiene la tendencia de entenderse directamente con los oficiales y funcionarios de Nicaragua involucrados en la lucha contra el narcotráfico, a los que incluso les pagan salarios.
Además Estados Unidos tenía personal y oficinas en instituciones como el ministerio de Gobernación, la Procuraduría General de la República y la Cancillería, donde controlaban y manipulaban información del gobierno de Nicaragua.
Señaló que la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, tras enterarse de esta situación ordenó la salida de este personal norteamericano que controlaba información migratoria de Nicaragua.
"Esto tenemos que arreglarlo", dijo Ortega tras señalar que su gobierno ya envió un mensaje a Estados Unidos cuyas autoridades reaccionaron diciendo que enviaran un delegación a Managua, para establecer las reglas del juego en materia de cooperación.
Ortega dijo que si las autoridades de Washington están dispuestos a aceptar en sus instituciones personal especializado nicaragüense, para conocer información que manejan los norteamericanos, entonces Nicaragua podía aceptar el personal norteamericano.
"Pero ya sabemos que esto no lo van a aceptar los norteamericanos y por lo tanto hay que establecer las reglas del juego de la cooperación para combatir el narcotráfico", insistió Ortega.
Ayuda de centavos
El líder sandinista insistió que con la poca ayuda "de centavos" que brinda Estados Unidos no le hacen ningún beneficio a su país porque son las autoridades nicaragüenses las que le hacen el favor a los Estados Unidos.
Sostuvo que donde está "el enorme mercado de consumo de la droga" es en Estados Unidos, y que en Nicaragua este problema del consumo local de estupefacientes lo resuelven fácilmente el Ejército y la policía.
Insistió en que las autoridades del Istmo necesitan de esos mil millones de dólares para contar con lo necesario para hacer frente al narcotráfico.
Remarcó que si Estados Unidos gasta 400.000 millones de dólares en la guerra en Irak, como es posible que no pueda aportar 1.000 millones de dólares a esta región para combatir el narcotráfico, "y no andar tirando centavos por aquí y por allá".