Nacional

Tercia entre Inafor y la Fuerza Naval


T Ente regulador de recursos forestales exige devolución de trozas incautadas argumentando que son legales, y se descubre que embarcación del Estado es utilizada en trasiego de madera
T Fuerza Naval advierte que hará respetar Ley de Veda Forestal, y continuará combatiendo a traficantes de especies maderables que están en peligro de extinción

Heberto Jarquín
BLUEFIELDS / RAAS
La delegación del Instituto Nacional Forestal (Inafor) en la RAAS, y el Distrito Naval del Atlántico (DNA), están enfrascados en una agria disputa por un lote de 218 trozas de caoba y cedro macho incautado el sábado por una patrulla de la Fuerza Naval en Fruta de Pan.
La delegada del Inafor en la RAAS, Arleth Campbell, se reunió ayer (lunes) con el jefe del DNA, capitán de fragata Francisco Vallejos, para dilucidar la situación del cargamento de madera que era transportado por la embarcación Geovanna.
En la reunión, la licenciada Campbell exigió al capitán Vallejos que le regresara el lote de caoba y cedro macho a las personas que la transportaban, argumentando que el traslado de esa madera era legal.
“La semana pasada nos reunimos con madereros y acordamos darles un plazo hasta diciembre para que saquen la madera que estaba tumbada desde antes del decreto de la veda forestal”, indicó Campbell.
Insistió en que la madera extraída de la comunidad de Las Breñas en el municipio de El Tortuguero era legal. Este lote de caoba y cedro macho pertenece a la empresa Tecnisa que tiene su sede en el puerto de El Rama, y la embarcación Geovanna que la transportaba era capitaneada por Manuel Acevedo.
Activistas ambientalistas advirtieron que la semana pasada, en un hotel de Bluefields, funcionarios del Inafor celebraron una encerrona con madereros para buscar la manera de continuar explotando caoba y cedro macho, burlando la veda con el artificio de los árboles cortados antes del decreto que prohíbe la tala de estas especies en peligro de extinción.
“Esta treta nos recuerda el Decreto ‘Plan 2000’, mediante el cual el Inafor autorizó la extracción de grandes volúmenes de caoba y cedro real que habían sido cortados antes de 2000; sin embargo, ese decreto sirvió de excusa para seguir explotando esas especies hasta que la disposición fue derogada en 2004”, explicó un ex funcionario de esa institución que omitió su nombre.

Naval firme
El capitán de fragata Francisco Vallejos se incomodó cuando la licenciada Campbell le propuso capacitarle a los efectivos de la Fuerza Naval para que comprendieran el trabajo del Inafor.
“Sabemos perfectamente cómo tenemos que hacer nuestro trabajo, y seguiremos decomisando la madera porque cumpliremos la Ley de Veda Forestal”, respondió Vallejos.
El jefe castrense se refiere a la Ley 585, de Ley Veda para el Corte, Aprovechamiento y Comercialización de Recursos Forestales, que protege seis especies: cedro, caoba, mangle, pino, pochote y ceibo”, promulgada por el ex presidente Enrique Bolaños para proteger tipos de árboles maderables que están en inminente peligro de extinción.

Estado depredador
El capitán de fragata Francisco Vallejos afirmó que informaciones de Inteligencia indican que grandes lotes de madera serán transportados en estos días de distintos sectores de la RAAS hacia el puerto de El Rama.
Un oficial de Inteligencia Militar, que omitió su nombre, reveló que una parte de esa madera será transportada en una embarcación de la estatal Empresa Portuaria Nacional sin que nadie explique por qué un medio gubernamental está al servicio del tráfico de árboles que realizan empresarios privados.