Nacional

Santos confiado en que D’Escoto será escogido

* Dice que cuestionado Miranda sigue ganando como Cónsul en Liberia

Luis Alemán

El Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Samuel Santos, se declaró confiando en que Nicaragua logre la Presidencia de la 63 Asamblea General de las Naciones Unidas, para el período 2008-2009.
Según el canciller, el planteamiento de Nicaragua para que el padre Miguel D`Escoto Brockmann ocupe la presidencia del organismo multinacional, fue sometida formalmente en Nueva York en las oficinas de Naciones Unidas, “y hasta hoy, no había ningún candidato que estuviera en contra”, afirmó Santos.
Detalló que la propuesta ya fue presentada a los embajadores miembros del Grupo Latinoamericano y del Caribe (Grulac), y ya se cuenta de ellos “buena aceptación”, pero que además, cuentan con la anuencia de todos los países centroamericanos. “Personalmente he hablado con cada uno de ellos y nos expresaron total apoyo para la candidatura de Nicaragua”.
Adelantó que aprovechará la Cumbre del Movimiento de Países No Alineados que se realizará en Teherán, para plantear a ese foro “el apoyo para que la candidatura de Nicaragua sea respaldada por el Movimiento de los No Alineados”.
El canciller mostró su confianza de que Nicaragua presida la asamblea general, “porque tiene todos los requisitos para llenar el cargo, y lo hará con toda la capacidad y seguridad de que será un prestigio para Nicaragua”.
Responderá a Contraloría
El canciller Santos negó haber recibido la solicitud de información de la Contraloría General de la República sobre el salario que está recibiendo el personal consular que aún no ha sido aceptado por los países donde han sido asignados. “En cuanto la reciba la contestaremos”, dijo, y reafirmó que hasta ahora “la Cancillería ha cumplido con los pasos correctos”.
El canciller reiteró su voluntad de mantener con su nombramiento de Cónsul de Nicaragua en Liberia al ex diputado Gerardo Miranda, envuelto en un escándalo por supuestas coimas para resolver problemas de tierra en la zona de Tola.
“Está nombrado Cónsul todavía, pero mientras no haya una resolución formal y legal del sistema judicial, no podemos condenar, porque no nos corresponde”, argumento.
Santos confirmó que Miranda, a pesar de no estar en funciones como Cónsul en Liberia, está recibiendo su salario. “Ahorita tengo entendido que dentro de las normas y procedimientos, le correspondería estar devengando salario”.