Nacional

Fiscalía confirma contaminación en pozo de hotel


El fiscal ambiental, Frank Flores, aseguró que tras la inspección de ayer a la bomba de combustible de donde se habría fugado una cantidad no determinada de diesel, en los predios del Hotel Camino Real, se determinó la contaminación al manto freático por corrosión en las tuberías del tanque de hidrocarburo que supuestamente pertenece a la empresa Shell Nicaragua Sociedad Anónima.
La inspección, dijo el fiscal a cargo de las investigaciones, se realizó ayer en horas de la mañana en coordinación con el Ministerio del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía de Managua, el Ministerio de Salud (Minsa) y el Instituto Nicaragüense de Energía (INE).
“Se pudo constatar in situ que existen averías en las tuberías de los tanques donde se almacena diesel y que fue de ahí, donde se filtró el combustible al suelo, y aparentemente hay contaminación al manto freático, ya que los técnicos del INE determinaron que el agua del pozo de abastecimiento que está a unos metros de los tanques del derrame, tenía diesel”, dijo el fiscal, quien también agregó que investigaría si en realidad el pozo en mención era de uso sólo para riego de jardinería o también para consumo humano.
Agua “sabía y olía a diesel”
El procurador del Medio Ambiente de la Procuraduría General de la República, José Luis García, dijo en su momento que “felizmente” el tanque de agua afectado en el hotel era para uso de jardinería y limpieza, pero ayer trabajadores del mismo negocio habrían advertido a los técnicos del INE y a la Fiscalía que el agua de ese almacenamiento “sabía y olía” a diesel, según el fiscal Flores.
De la investigación se desprenderá si el agua solamente servía para el uso de riego y servicios de limpieza, y no para duchas y usos propios de los grifos y lavamanos, dijo el fiscal, quien indicó que las indagaciones también determinarán la cantidad de diesel derramado.
“Nosotros vamos a seguir con las investigaciones para determinar quién tiene la responsabilidad por este daño, el Marena nos ayudará a determinar el impacto del medio ambiente, y la Policía nos apoya en estas investigaciones, porque ahora el daño ambiental tiene carácter de tipo penal”, advirtió el fiscal.
Por su parte, el gerente del Hotel Camino Real, Álvaro Diéguez, anunció que aunque ellos no tienen certeza de que el pozo haya sido contaminado, ya se dispuso su cierra definitivo mientras continúan las investigaciones.
Hotel apela multa
“Todavía no hay afectaciones comprobadas, si está muy cerca el pozo del sitio que se está investigando, pero no tenemos certeza de que haya daños, por precaución cerramos el pozo desde el momento en que se supo el caso para evitar problemas”, dijo Diéguez, quien de paso reveló que el negocio no pagó la multa impuesta por el INE por el derrame de combustible.
El gerente del Camino Real dijo que el hotel apeló al INE el pago de una multa por el derrame, porque piensan que la fuga de combustible no es responsabilidad del hotel, sino de la empresa distribuidora Shell, la cual tenía el control y responsabilidad de las instalaciones de la bomba de diesel y búnker.
“Nosotros estamos en el proceso, vamos a presentarnos con nuestros abogados, pero esto apenas inicia. Eran las únicas instalaciones dentro del hotel que usaban bunker y diesel y eran responsabilidad de otra empresa”, dijo Diéguez, quien también reveló que la semana pasada se dio una resolución donde supuestamente los excluyen de responsabilidad por parte del Marena.
No obstante, la gerencia no permitió a EL NUEVO DIARIO el acceso al lugar de las inspecciones, argumentando que mientras dure el proceso de investigación, sólo las autoridades del Estado pueden autorizar el ingreso.
Por su parte, las autoridades del Marena Central emitieron una resolución administrativa que obliga a Shell Nicaragua S.A. a contratar a una empresa avalada por la institución, para hacer los trabajos de remediación de suelo en un plazo no mayor de cinco días.