Nacional

Periódico es el quiere cambiar seña de Cenis


Luis Galeano

El contralor colegiado Guillermo Argüello Poessy aseguró que el ente fiscalizador determinará responsabilidades a quienes correspondan en todo lo relacionado al caso de lo Certificados Negociables de Inversión (Cenis), “porque nos han metido la mano a la bolsa a todos los nicaragüenses, que somos los que vamos a pagar más de 500 millones de dólares de deuda interna”.
Así reaccionó el colegiado a publicaciones de un periódico local que afirmó que la postura que la Contraloría General de la República (CGR) tenía en cuanto a los Cenis había variado considerablemente desde 2005, pues en una auditoría especial practicada ese año sobre estos bonos, en los años 2000, 2001 y 2002, no encontraron responsabilidades; contrario a lo que ahora expresan los contralores.
“Creo que en ese periódico están un poco confundidos, porque nada tiene que ver esa auditoría de 2005 con lo que hacemos ahora, porque la primera fue para ver la legalidad de los Cenis, y en base a ella los denunciamos de nulidad; y la que hacemos ahora es para definir responsabilidades a quienes tuvieron que ver con el caso”, explicó Argüello.
La auditoría de 2005, según el informe final facilitado por Argüello, señala que “el Banco Central de Nicaragua (BCN) cumplió con los reglamentos, normativas y procedimientos establecidos para la emisión de Cenis por las modalidades de colocaciones de ventas a través de subastas, ventas directas a los bancos que recibieron créditos bajo el Programa de Financiamiento Cafetalero para Reestructurar la Deuda Cafetalera y Sustitución de Bonos de Moneda Extranjera (Bomex), durante 2001 y 2002”.
“Que el BCN, durante los años 2001 y 2002 emitió Cenis para cubrir brechas bancarias originadas de las intervenciones de Bancosur, Interbank, Bancafé, Banic y Bamer, hasta por la suma de C$5,912,942,000, careciendo de competencia para ello y sin que existiera un respaldo jurídico al momento de su emisión, no obstante que el Gobierno emitiera con posterioridad los Acuerdos Ministeriales Nos. 529-2000 del 22 de noviembre de 2000 y 479-2002 del 24 de septiembre de 2002, mediante los cuales trata de dar legalidad a la emisión de dichos Cenis”, agrega el documento.
“Son cosas completamente diferentes, y lo digo y explico para que no anden diciendo que aquí andamos cambiando nada, porque yo en lo personal no tengo ningún interés de cambiar nada, los que tienen intereses son ellos (el periódico) en este caso, ellos sabrán por qué, pero nosotros no”, dijo Argüello.
Indicó que de la única manera en que no establecerían responsabilidades, es que la Corte Suprema se pronuncie sobre el recurso de amparo en contra la denuncia de nulidad de los Cenis aprobada por los colegiados.
“Si la Corte dice que nos equivocamos, entonces no tendría sentido responsabilizar a nadie de nada”, dijo Argüello, quien señaló que en septiembre sería fallado el caso.