Nacional

140 millones por matrícula reclama ALMA a petrolera


Valeria Imhof

Más de 140 millones de córdobas es lo que las petroleras deben a la Alcaldía de Managua en concepto de matrícula, y es la empresa Esso Standard Oil la que encabeza la lista con 90 millones de córdobas.
Eduardo Gaitán, Director de Recaudación, dijo ayer a EL NUEVO DIARIO que la Alcaldía demanda este pago en estricto cumplimiento al Plan de Arbitrios de la municipalidad.
“No estamos inventando un nuevo impuesto, sólo estamos requiriendo del pago de la matrícula conforme al artículo 10 del Plan de Arbitrios”, señaló
El funcionario explicó que pagan matrícula las fritangueras, dueños de pulperías, salones de belleza y pequeños comerciantes, por lo que también deben pagar las grandes empresas.
“Toda actividad comercial aquí y en cualquier parte del mundo requiere de una matrícula adquirida con la regulación establecida”, dijo.
Las petroleras aducen que en el caso del petróleo y sus derivados, los impuestos están conglobados y exentos de tributos municipales.
Sin embargo, Gaitán explicó que “no estamos gravando las ventas brutas que corresponden al uno por ciento mensual, sino exigiendo el concepto del impuesto de la matrícula que toda actividad económica del municipio debe pagar, sea de servicio, de comercio o industrial”, añadió.
La matrícula se calcula con base en los ingresos brutos de los últimos tres meses de un negocio o empresa, luego se promedia y se multiplica por el dos por ciento.
“Estamos claros de que las petroleras están exentas del Impuesto Municipal de Ingresos (IMI), pero la matrícula nada tiene que ver con ese impuesto”, aclaró Gaitán, quien agregó que el IMI, la matrícula y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), son tres tributos diferentes y los más importantes para la comuna.
El diferendo entre la comuna capitalina y las empresas petroleras llegó hasta la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, luego de que el Concejo ratificó la decisión del alcalde Dionisio Marenco de cobrarles a estas empresas. Las petroleras apelaron de esta decisión ante al Tribunal de Apelaciones, que volvió a fallar a favor de la comuna.
Cabe destacar que una situación similar se dio hace unos años en Bluefields, cuando la Alcaldía demandó a Petronic el pago de la matrícula. El caso llegó hasta la Corte Suprema de Justicia, que falló a favor de la comuna.
“En esa sentencia quedó claro que el Impuesto Municipal de Ingresos es totalmente distinto a la matrícula o licencia”, subrayó Gaitán.