Nacional

Don Enrique tocó un avispero


Pérez de la Rocha indignado y contralor saca más cosas

El maestro Róger Pérez de la Rocha emplazó ayer al ex presidente Enrique Bolaños a no tergiversar los hechos, a no presentarlo como servil y decir la verdad sobre la historia del cuadro de su esposa, Lila T. Abaunza, “Mi pequeña muchachita”.
“Jamás en ningún momento he obsequiado nada a don Enrique. Fue un obsequio de él para su esposa, que lo pagó con dinero del pueblo. Vengo a desmentir a este señor marrullero”, dijo el pintor al visitar las instalaciones de END.
El 25 de enero de 2005, recordó, “llega Ariel Montoya a mi taller con una fotografía de doña Lila T. cuando era jovencita. Él me había llamado antes por teléfono para decirme que don Enrique estaba interesado en que se hiciera un retrato de doña Lila T. que le quería regalar para el Día de los Enamorados. Yo escaneé la fotografía, se la devolví, hice el óleo y me pagaron los mil doscientos dólares completos”, rememora el pintor.

No lo “inspiraba”
“Ariel me dijo en Casa Presidencial que don Enrique estaba interesado en que se pintara la Galería de los Presidentes. Ariel Montoya quería que hiciera el retrato al óleo del presidente Bolaños, y para eso se contrató a Franco Peñalba para que hiciera un estudio fotográfico, quien hizo alrededor de noventa fotografías, y yo le di largas al asunto porque no quería pintar a don Enrique Bolaños, porque él como estadista no me inspiraba”, puntualizó Pérez de la Rocha.

Lo de William Walker
“Para pintar a una persona tiene que haber conexión, tiene que inspirarme. Cuando yo me resisto totalmente a completar la galería de presidentes, es cuando me piden que haga el retrato de William Walker, ya que don Enrique es admirador de William Walker. Yo me disgusté y le dije a Ariel Montoya que cómo era posible que el dinero del pueblo se fuera a gastar en alguien que es una aberración de nuestra historia, en alguien que sólo asco y repugnancia puede inspirar, y que yo le hacía ese trabajo sólo si expresaba todo el sentimiento que me inspira esa parte oscura de la historia, y quedó un poco sorprendido”, reafirmó Pérez de la Rocha.
Y “ahora yo estoy indignado, porque sale el presidente Bolaños diciendo que me van a llamar a la Contraloría, cuando él sencillamente es un hombre totalmente falto de caballerosidad, de consideración y de respeto, porque yo a mi esposa no voy a hacerle un regalo con dinero mal habido, con dinero que no es mío, como en este caso”.
“Ya que me ponen como si yo estaba de servil o valiéndome de Ariel Montoya para conseguir un trabajo que nunca quise, estoy sumamente indignado y quiero dejar esto bien claro. Éste es un señor marrullero que está mintiendo. Ariel Montoya está limpio de esto, porque no tenía interés en ganar nada en esto. Yo he sido luchador antisomocista y me negué a pintar a Somoza Debayle, porque era negar toda una actitud de vida por unos dólares más, y mucho menos pintar a William Walker. Y a don Enrique Bolaños no me inspiraba pintarlo, sencillamente”.

Contralor Arguello también responde
El contralor Guillermo Argüello Poessy, también respondió a las declaraciones que brindó el ex presidente Enrique Bolaños a END, mostrando una nueva lista de más anomalías en el uso de los gastos confidenciales, y recomendándole que en lugar de seguir hablando, mejor pague los 1,200 dólares del cuadro “Mi pequeña muchachita” elaborado para su esposa Lila T. en un Día de los Enamorados, y que fue comprado con fondos públicos.
Bolaños, en entrevista brindada a EL NUEVO DIARIO, acusó al colegiado Argüello Poessy de ser instrumento para realizar la venganza política en su contra, y que es a través de la auditoría que practican en las cuentas de los gastos confidenciales, que el funcionario lo difama y lo calumnia con informaciones y acusaciones falsas.
Argüello Poessy dijo, entre otras cosas, que existen muchas evidencias del mal uso de los recursos confidenciales de parte de Bolaños, y para ello mencionó que de esas cuentas salieron 103,135 córdobas para pagar “elaboración de mancuernillas”.

Compraban dólares
También dijo que los auditores le informaron que existe un monto de 794 mil 925 córdobas de gastos que no fueron identificados, ya que no se especifica el concepto de pago de los mismos.
Además, expresó que los auditores le remitieron información que de las cuentas se refleja compras de divisas hasta por la cantidad de 765 mil 614 córdobas, que no fue posible determinar el objetivo de la compra ni el uso de la misma, “ya que no contamos con los comprobantes de egresos”.
Asimismo insistió en demostrar con documentos que el ex gobernante usó esos fondos para pagar asuntos relacionados a sus familiares muertos. “No estoy inventando nada, aquí están 24 mil 163 córdobas para vídeos de Jorge Bolaños, q.e.p.d. ¿Por qué tenemos que pagar todos los nicaragüenses por ese vídeo?”, se preguntó el colegiado, quien dijo que creía que el ex gobernante había acabado con los señalamientos en su contra, “pero ya que insiste...”

“Pague ‘Mi pequeña muchachita’”
El colegiado dijo que Bolaños en la entrevista explicó cómo fue la famosa compra del cuadro para su esposa Lila T., y responsabilizó nuevamente de ello a su ex secretario Ariel Montoya.
“Dice que fue el poeta Montoya el que hizo todo el enredo del cuadro, pero al final fue él quien se quedó con la pintura, la tiene en su casa. ¿Por qué no la paga, don Enrique? Si sólo son 1,200 dolaritos, hombre. Mande a pagarlos. Páguelos, por favor”, clamó el contralor.
“Honre la memoria del hombre noble que fue su hermano (Alejandro Bolaños Geyer) y mande a pagar el dinero que utilizó para anunciar el triduo de misas, métase la mano a la bolsa y páguelo”, agregó.
A la vez, reconoció las declaraciones que cita Bolaños cada vez que puede, en donde dice que el colegiado, cuando el ex presidente Arnoldo Alemán era investigado por el uso de los gastos confidenciales para pagar su helipuerto en la hacienda El Chile, afirmó que el uso de esos fondos eran discrecionales y que si (Alemán) quería se los podía meter a la bolsa.
“Así fue, pero por ese caso le impusimos una responsabilidad civil, pago de glosas, el ex Presidente se amparó y está pendiente de resolverse en la Corte, pero esa fue la resolución por la cual hasta a mi santa madre me mencionaron”, dijo Argüello.