Nacional

OMS anuncia peste del siglo XXI

*** Sería ingenuo no asumir que ese mal no aparecerá en este siglo, afirma Informe Mundial de la Salud *** Organismo insta a una mayor solidaridad para combatir diversas amenazas a la vida *** Desde la década de los 70, cada año se descubre al menos una nueva enfermedad infecciosa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este jueves que una enfermedad infecciosa como el sida o el ébola aparecerá en el siglo XXI. Esto es parte de un informe en el que el organismo insta a una mayor solidaridad para combatir diversas amenazas de salud.
“Sería extremadamente ingenuo y complaciente asumir que no habrá otra enfermedad como el sida, otro ébola, otro SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), tarde o temprano”, afirma el Informe Mundial de Salud de 2007.
El informe alerta que desde la década de los 70, cada año se descubre al menos una nueva enfermedad infecciosa, algo que no había ocurrido nunca antes.
Otras enfermedades como la gripe, la malaria y la tuberculosis, que habían prácticamente desaparecido en muchos países, están volviendo a detectarse fruto de las mutaciones biológicas, la resistencia a los antibióticos y los deficientes sistemas sanitarios en muchos países, causados por la pobreza y la falta de inversión.
El informe da cuenta de un “gran cambio”, en términos de “nuestra relación con respecto al reino animal y nuestros comportamientos de viajes, social y sexual, que han modificado nuestro vínculo con el mundo microbiano”, dijo Mike Ryan, Director del Departamento de Alerta y Acción en caso de Epidemias y Pandemias de la OMS.
El resultado del gran cambio “es la aparición de nuevos agentes patógenos y la dispersión de nuevos agentes en el mundo”, a pesar de la cada vez mejor capacidad para identificarlos, agregó Ryan.
Según el informe, las amenazas de salud no están confinadas a un país, sino que pueden extenderse a través del mundo rápidamente, en parte debido al aumento en el volumen de pasajeros de la aviación comercial en los últimos 50 años, así como al comercio.
Del mismo modo, la OMS subrayó la amenaza de enfermedades de origen alimenticio y de aquellas causadas por accidentes químicos, biológicos y nucleares, o incluso ataques y polución industrial.
El cambio climático “podría dejar a millones de personas en riesgo en varios países”, con lo que se convertiría en un asunto de salud pública, de acuerdo con el informe.
La directora general de la OMS, Margaret Chan, destacó el impacto del crecimiento de la población, de la rápida urbanización, de la agricultura intensiva y del mal uso de antibióticos, y comentó que estos aspectos fomentan el desarrollo y la mutación del mundo microbiano.
“Dada la actual vulnerabilidad universal a estas amenazas”, Chan aseveró que se requiere de una “solidaridad global”.
El informe enfatiza las “serias lagunas” de “los servicios de salud en muchos países”, originadas por la pobreza y la falta de inversión.
La salud y la atención médica no son sólo esenciales para el tratamiento y la prevención, sino que también para detectar nuevas amenazas como el surgimiento de enfermedades, los ataques con armas biológicas o los problemas medioambientales.
La OMS introdujo en 2007 nuevas regulaciones para mejorar la respuesta de sus 193 miembros a las grandes amenazas de salud en sus países y en el exterior.