Nacional

Vida de niños que operarán de corazón no está en riesgo


Melvin Martínez

El niño Pablo Cuadra Rivas, de 10 años, tendrá la oportunidad de seguir creciendo sin la amenaza permanente de perder la vida. Junto a otros tres niños partirá hoy rumbo a Venezuela para practicarse una cirugía y así corregir un defecto en las válvulas del corazón.
Pablo es un niño cuyos padres son de escasos recursos, y desde los dos años se atiende en el Hospital “La Mascota”, pero por falta de recursos, el centro no le había dado la oportunidad de corregirse el defecto en su corazón.
Wilder López, de 16 años, originario de Nueva Guinea; Jonathan Daniel Gutiérrez, de 6 años, y Linda Lorena Sandoval, de 5 años --los dos últimos originarios de la capital-- completan la lista de los que viajan hoy.
El doctor Gerardo Mejía, director del hospital, afirmó que el viaje estaba programado para efectuarse ayer, sin embargo una confusión con el tipo de boletos provocó el retraso.
El grupo de nicaragüenses está compuesto por un cardiólogo, seis padres de familia y los cuatro niños que serán intervenidos. Los niños y sus familiares permanecerán en el Centro Cardiológico Infantil Latinoamericano, en Venezuela.
Mejía estimó que las cirugías en Estados Unidos pueden tener un costo de entre 10 mil a 15 mil dólares, pero que en este caso serán totalmente gratis, gracias a los acuerdos suscritos con el gobierno de Venezuela.
Indicó que hay un acuerdo con Venezuela de mandar seis niños cada dos meses, por lo que estima que en dos años enviarán a 72 chavalos.
El galeno explicó que si bien se trata de cirugías complejas que exponen al corazón para corregir su defecto, la vida de los niños no está en riesgo.