Nacional

28 años de cárcel a los asesinos de poeta Torres


Máximo Rugama

ESTELÍ

La doctora Elizabeth del Carmen Corea Morales, titular del Juzgado de Distrito Penal de Juicio en Estelí, aplicó una condena de veintiocho años de cárcel a los sujetos Wilbert Antonio Alvarado Ramírez y Herald Antonio Urbina González, ambos de 26 años, así como a Porfirio González Urbina, declarados culpables por el delito de asesinato en contra del poeta, escritor y jurista esteliano Danilo Noel Torres Rodríguez.
Los tres fueron acusados por el Ministerio Público como autores intelectuales y materiales del asesinato del doctor Torres, a quien ultimaron de treinta y tres puñaladas.
Alvarado Ramírez, conocido como “El Trompudo”, en declaraciones brindadas a los periodistas después que le fue leída la sentencia, insistió en que él solo cometió el horrendo crimen que aún mantiene conmocionada a la sociedad esteliana.
No obstante, la Fiscalía había acusado como cómplices del asesinato a los individuos Rommel José Jarquín García “El Rojo” y Moisés Lenín Urbina Díaz “El Maizón”, pero los miembros del Tribunal de Jurado que analizaron todo el proceso emitieron un veredicto de no culpabilidad a favor de ambos muchachos de veinte años de edad.
Hay que señalar que el abogado defensor de “El Trompudo” no llegó a la audiencia especial de lectura de sentencia, a diferencia del Ministerio Público, que estuvo desde tempranas horas representado por la fiscal Marisela Pichardo Castillo.
Wilbert Antonio, ante la ausencia de su abogado defensor, José Antonio López, una vez que le fue leída la sentencia de 28 años de prisión dijo que esperaría la presencia de quien lo representó en el juicio oral y público.
No obstante, la judicial Corea le advirtió que ya lo habían esperado más de una hora.
Pero de todas formas, Alvarado Ramírez estaba dispuesto a no rubricar el acta y de forma tajante lo señaló: “De todas formas con o sin la presencia de mi abogado no iba a firmar ese papel”.
En declaraciones a los periodistas estelianos, Alvarado señaló una y otra vez que mató al poeta en defensa propia e hizo una serie de alusiones que denigran su memoria.